puzzle-2500333_640.jpg

Arek Socha/Pixabay 

Hace menos de un mes fallecía Margarita Salas, gran bióloga y maestra de biólogos. Queremos rendir homenaje en esta entrada del blog a esta extraordinaria investigadora y, a la vez, reconocer la labor divulgadora de algunas de sus ideas que Roberto Marco y Jesús Lizcano hicieron ya hace más de tres lustros desde su revista Encuentros Multidisciplinares.

En su discurso de ingreso en la Real Academia Española, pronunciado el 4 de junio de 2003 y titulado "Genética y lenguaje", Margarita Salas se hizo eco de los planteamientos biosemióticos de Vasily Ogryzko acerca de la condición digital de los mecanismos genéticos y del lenguaje. Es obvio que no toda la información de un sistema natural está presente en forma digital. Salas menciona cómo la epigenética y la entonación lingüística son buenos ejemplos al respecto. La propia clave genética que establece la correspondencia entre los nucleótidos y los aminoácidos no se puede reducir al texto genético.

La facultad del lenguaje humano parece estar organizada como la clave genética,
virtualmente sin límite respecto a su alcance de expresión. Según Salas, se piensa que el cerebro procesa el lenguaje por medio de tres series de estructuras que interaccionan entre ellas: un gran número de sistemas neuronales en ambos hemisferios cerebrales que representa interacciones mediadas por sistemas motores y sensoriales, un número más pequeño de sistemas neuronales, localizados generalmente en el hemisferio izquierdo del cerebro y que representaría fonemas, combinaciones de fonemas, y reglas sintácticas para combinar palabras y, finalmente, otra serie de estructuras que están también localizadas principalmente en el hemisferio izquierdo y que mediaría entre las dos primeras. Permitiría percibir un concepto y estimular la formación de palabras, o recibir palabras y hacer que el cerebro evoque los conceptos correspondientes.

Si el lenguaje es el resultado de la existencia de estructuras especializadas en el cerebro y si estas estructuras específicas del lenguaje están codificadas genéticamente podría esperarse que se encontrase evidencia de la herencia genética en el lenguaje.

Margarita Salas se hizo eco de un estudio de 1990 del equipo de Anthony Monaco en el que se estudió una familia, llamada KE, a lo largo de tres generaciones que suministró los primeros datos sobre la existencia de un gen que afecta al lenguaje. Aproximadamente la mitad de sus miembros estaban afectados por un defecto grave de habla y lenguaje, transmitido familiarmente con un patrón de herencia correspondiente a un único gen dominante autosómico. Los miembros afectados de la familia tenían defectos en muchos aspectos del lenguaje, como, por ejemplo, la selección y secuencia de los movimientos bucofaciales finos necesarios para la articulación, lo que se conoce como dispraxia verbal. La media del coeficiente de inteligencia no verbal de los miembros de la familia afectados se situaba dentro del rango normal. Estudios funcionales y estructurales de imágenes cerebrales de los miembros afectados de la familia sugirieron que el ganglio basal podía ser un sitio de patología bilateral asociada con la deficiencia. 

El mismo equipo de Monaco demostró que el punto de ruptura de translocación genética estaba situado en un gen llamado FOXP2, también afectado por una mutación puntual en los miembros de la familia KE que padecían el defecto mencionado. 

Nuevas técnicas de secuenciación masiva de ADN están surgiendo en Biotecnología. Permiten secuenciar el genoma de una persona cada vez más rápido y de forma más económica. Con estas herramientas va a ser posible esclarecer el origen genético y la propensión de las personas a determinadas enfermedades; a su vez, permitirán conocer la sensibilidad de los individuos a ciertos medicamentos y conseguir una medicina personalizada.

Referencias

ENARD, W.; PRZEWORSKI, M.; FISHER, S.E.; LAI, C.S.; WIEBE, V.; KITANO, T.;
MONACO, A.P., y PÄÄBO, S. (2002). "Molecular evolution of FOXP2, a gene involved in speech and language". Nature 
418:869-872.

HURST, J.A.; BARAITSER, M.; AUGER, E.; GRAHAM, F., y NONELL, S. (1990). "An
extended family with a dominantly inherited speech disorder". Dev. Med. Child Neurol. 32:352-355.

LAI, C.S.; FISHER, S.E.; HURST, J.A.; VARGHA-KHADEM, F., y MONACO, A.P. (2001) "A forkhead-domain gene is mutated in a severe speech and language disorder". Nature 413:519-523.

LIZCANO, J. y MARCO, R. (2000). "Entrevista con Margarita Salas". Encuentros Multidisciplinares 4 (Enero-abril). En http://www.encuentros-multidisciplinares.org/Revistan%C2%BA4/Entrevista%20con%20Margarita%20Salas.pdf.

OGRYZKO, V. (1996) En: Rauch, I and Carr, G.F. (eds.). Semiotics around the World. Synthesis in diversity. Berlin: Monton de Gruyter. pp. 227-230.

SALAS, M. (2003). "Genética y lenguaje". Texto del Discurso del Ingreso en la Real Academia Española, pronunciado por Dña. Margarita Salas el día 4 de junio de
2003. En https://www.rae.es/academicos/margarita-salas-falgueras.

Artículos relacionados

Lee también en SciLogs

Carlos Pelta
Carlos Pelta

Doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, actualmente es investigador asociado al Departamento de Psicología Experimental, Procesos Cognitivos y Logopedia de dicha Universidad. Interesado en las aplicaciones de la Inteligencia Artificial a los campos de la Psicología y de la Neurociencia y en el desarrollo de algoritmos computacionales para el estudio de los sistemas complejos. Esta es su página en Researchgate.

Sobre este blog

Este blog pretende dar a conocer aquellas investigaciones que se están realizando en torno a la interacción entre los procesos cognitivos del cerebro humano y la ciencia computacional.

Ver todos los artículos (36)