cefaleas 

Se acerca el fin de semana, para algunos tiempo de ocio y descanso, para otros, sinónimo de dolor de cabeza. «Muchas personas acuden a la consulta porque sufren cefaleas el fin de semana», indica Jerónimo Sancho, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN). «Sobre todo, son ejecutivos», añade. Al parecer, la adrenalina, una hormana y neurotransmisor que, entre otras cosas, contrae los vasos sanguíneos de manera que desencadena cambios en las arterias cerebrales responsables del dolor, tiene que ver con ello.

El presidente de la SEN explica que las personas que padecen este tipo de cefaleas mantienen una tensión en el cerebro a lo largo de la semana, pero en los días de descanso, su cerebro produce más adrenalina. Es decir, el paso del estrés del trabajo a un estado de reposo el sábado y el domingo provoca que la relajación tras la tensión acumulada acabe convirtiéndose en dolor de cabeza.

Riesgo vascular

Según ha indicado esta semana la Sociedad Española de Neurología con motivo de su reunión anual, entre un 85 y 90 por ciento de la población ha sufrido algún episodio de cefalea en el último año. De hecho, constituye el primer motivo de consulta neurológica (un 25 por ciento). En su mayoría (entre el 80 y 90 por ciento) se trata de cefaleas primarias, es decir, migrañas y cefaleas tensionales, principalmente.

«Se tiene la falsa creencia de que la migraña es una enfermedad benigna, cuando es un factor de riesgo vascular», apunta Sancho. Por otro lado, también ha incrementado el número de personas que padecen una cefalea crónica debido al abuso de los analgésicos. «Mucha gente que va a trabajar y tiene cefalea, se toma un analgésico. Los neurólogos solo recomendamos su toma en cursos aislados.»

A grandes rasgos, la cefalea tensional ocurre cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen. Estas contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad. En el caso de la migraña, se trata de un problema vascular, el cual puede ocurrir con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz. En la actualidad, se cree que varias vías nerviosas y químicas, cuya alteración afecta al flujo sanguíneo cerebral, se hallan involucradas en este trastorno.

dolor de cabeza

«Dolor de cabeza», del caricaturista de George Cruikshank (1792-1878). [Wikimedia Commons]

 

 

 

Artículos relacionados

Yvonne Buchholz
Yvonne Buchholz

Redactora de Mente y cerebro.

Sobre este blog

"...y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son, aunque ninguno lo entiende" — Pedro Calderón de la Barca ("La vida es sueño")

Ver todos los artículos (40)