cartell modified petita.jpg

Crece el interés por la inteligencia emocional (IE). Prueba de ello son los cada vez más numerosos congresos y conferencias en torno a este relativamente  joven enfoque de la relación entre las emociones y el pensamiento. «El motivo fundamental del aumento de interés en la inteligencia emocional es la crisis de valores», señaló ayer Nathalie Lizeretti, coordinadora del grupo de trabajo en inteligencia emocional del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña, durante su intervención en la inauguración del primer Congreso Nacional de Inteligencia Emocional que se celebra estos días en Barcelona. Lizeretti también apuntó: «En general, no tenemos una buena inteligencia emocional. Existe un déficit en la regulación emocional, pero sobre todo en entender los estados emocionales.»

Faltan estudios científicos

Según explicó, España es en la actualidad uno de los países en los que existe una mayor producción científica en este ámbito. No obstante destacó la necesidad de desarrollar más investigaciones y estudios longitudinales en torno a la IE con el fin de avalar el enfoque teórico y práctico desde la ciencia. «Se debe potenciar la investigación. El congreso debe ser un lugar de encuentro entre científicos y profesionales, entre la práctica y la investigación», auguró.

La inteligencia emocional puede definirse como la capacidad para aprovechar la sabiduría natural de las emociones con el fin de adaptarse al entorno. Se trata de una competencia transversal, es decir, afecta a todas las actividades humanas: personales, laborales, deportivas, entre otras, y sirve asimismo de protección ante  enfermedades psíquicas y físicas. «La baja inteligencia emocional ayuda a explicar los trastornos de personalidad.»


natalie petitmodified.jpg

Nathalie Lizeretti durante su presentación en el I Congreso Nacional de Inteligencia Emocional.

Artículos relacionados

Yvonne Buchholz
Yvonne Buchholz

Redactora de Mente y cerebro.

Sobre este blog

"...y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son, aunque ninguno lo entiende" — Pedro Calderón de la Barca ("La vida es sueño")

Ver todos los artículos (40)