Michalis.jpg

El doctor Michalis Barkoulas estudió Biología en la Universidad de Atenas en Grecia. En 2003, consiguió una beca para iniciar sus estudios de doctorado en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido. En Oxford realizó su tesis y su primer post-doc, investigando sobre la genética del desarrollo de plantas. En 2009, se trasladó a la Ecole Normale Supérieure de París, donde continuó trabajando en biología del desarrollo, esta vez utilizando el gusano Caenorhabditis elegans como organismo modelo. Actualmente, es profesor de Imperial College London desde 2013.
 

Carmen. Hace poco comenzaste tu andadura independiente con un laboratorio propio en Imperial College. Cuéntanos un poco sobre los proyectos que lideras allí.

Michalis. En este momento tenemos dos proyectos principales en marcha en mi laboratorio. En primer lugar, utilizamos células madre epiteliales de C. elegans como un modelo para entender cómo las células madre se dividen y diferencian de manera invariable de un animal a otro. En segundo lugar, estudiamos las interacciones de los organismos patógenos con sus hospedadores en el mismo C. elegans y sus patógenos naturales, los oomicetos (una especie de hongos).

C. Empezaste tu carrera como investigador trabajando en genética de plantas. ¿Qué te motivó a cambiar a modelos animales?

M. Me encantan las plantas, ¡son organismos extraordinarios! Tuve la suerte de tener muy buenos profesores de biología de plantas en la Universidad de Atenas, de manera que decidí especializarme en genética del desarrollo en plantas. Pero llegó un punto en el que pensé que sería bueno para mí investigar otros sistemas. Elegí los nematodos por su similitud con el organismo con el que estaba trabajando, Arabidopsis thaliana. A. thaliana es una planta con capacidad de autofecundarse, y C. elegans es hermafrodita. Me atrajo también cuán rápido crece C. elegans: puedes disponer de dos generaciones en una semana, ¡la investigación avanza rápido, no pierdes ni un segundo!

C. El nematodo C. elegans es muy popular para estudios en desarrollo. ¿Qué ventajas ofrecen los animales sencillos como este gusano si los comparamos, por ejemplo, con otros animales muy usados en el laboratorio como el ratón?

M. El nematodo C. elegans se parece mucho a animales tan complicados como los mamíferos en aspectos fundamentales, pero es mucho más fácil de estudiar y comprender. C. elegans tiene 1031 células en el cuerpo, pero forma tejidos bien diferenciados, como músculo, nervios, células intestinales, etc. Para nuestros proyectos, lo más importante es que podemos tener individuos genéticamente idénticos y por lo tanto invariables anatómicamente. Además, los animales son transparentes, y sus células pueden observarse muy fácilmente al microscopio. Otras ventajas incluyen, como dije antes, lo rápidamente que crecen: ¡cada animal hermafrodita puede producir 300 hijos en 3 días! Además, son baratos, y no están sujetos a los problemas éticos que surgen con el uso de animales vertebrados.

C. A veces, es difícil para algunas personas entender que la ciencia básica es el pilar de la ciencia aplicada y la medicina. ¿Cuál podría ser la relevancia de tu trabajo en C. elegans para la biomedicina?

M. Mi proyecto sobre células madre versa sobre cómo los animales controlan el número de células en un tejido dado, una cuestión central en la formación del cáncer, por ejemplo. El proyecto sobre infección es muy relevante para el tratamiento de enfermedades raras como la pitiosis, causadas por oomicetos patógenos para los animales y que actualmente no tienen cura.

 Micrografía y esquema que muestra la anatomía del nematodo C. elegans. Fuente: http://www.wormatlas.org/ver1/handbook/anatomyintro/anatomyintro.htm

 

C. Muy interesantes proyectos, esperemos ver muy pronto sus resultados. Ahora me gustaría preguntarte brevemente sobre el desarrollo de tu carrera, y específicamente sobre la vida de un científico migrante. Dejaste Grecia mucho antes de la crisis económica, ¿cuál fue la razón de tu decisión?

M. Bueno, dejé Grecia en 2003 para hacer mi doctorado en Oxford, así que no tuvo nada que ver con la crisis, al menos no en su forma actual. Simplemente, deseaba estudiar fuera, y hacer ciencia en una universidad de prestigio.

C. ¿Fue fácil adaptarte a tu país de acogida? ¿Echas algo de menos de Grecia tras tantos años fuera?

M. Prioricé el trabajo, así que mi adaptación fue mucho más fácil. El hecho de que Oxford sea una ciudad universitaria y relativamente pequeña también me ayudó mucho. Fue muy fácil hacer amigos y disfrutar de una buena calidad de vida. Pero por supuesto, echo de menos a mi familia y mis amigos en Grecia, e intento viajar tan a menudo como es posible.

C. ¿Crees que podrías haber tenido tanto éxito profesional como el que has tenido si hubieses decidido comenzar tu carrera científica en tu país?

M. Es difícil de saber. Pero para tener éxito en ciencia necesitas cruzar fronteras en algún momento y ser flexible. La mayoría de la gente que conozco liderando sus propios laboratorios en Grecia y en el extranjero en este momento dejaron Grecia inmediatamente tras graduarse o doctorarse.

C. ¿Mantienes contacto con científicos compatriotas que trabajen en Grecia? ¿Cómo están viviendo la crisis allí?

M. Sí, tengo contacto con algunos científicos griegos que trabajan en mi país. La mayoría están muy preocupados porque la financiación y los salarios han caído en picado. Los científicos ya establecidos han podido mantener la calidad de su trabajo, pero está siendo increíblemente duro para los más jóvenes. Hay esperanza de que el nuevo gobierno vea la investigación como una prioridad para el crecimiento económico, pero hay demasiada incertidumbre en este momento.

C. Los españoles sabemos que es muy difícil que nuestros científicos, incluso los más exitosos, puedan volver al país. ¿Alguna vez has considerado volver a Grecia? Y si lo has considerado, ¿crees que encontrarías las oportunidades o las condiciones adecuadas para seguir desarrollando tu trabajo?

M. Comencé mi grupo hace apenas 2 años, de manera que es demasiado pronto para plantearme volver, especialmente con la situación económica actual. Supongo que la mía es la misma situación de los más 75.000 profesionales griegos con un doctorado que actualmente trabajan en el extranjero. En este momento, no se abre ninguna vacante en las universidades, y la financiación de la ciencia por parte del estado es prácticamente inexistente.

C. ¿Qué importarías a Grecia de las cosas que has aprendido en Reino Unido y Francia?

M. Ambos países invierten mucho en investigación y tecnología. De Reino Unido copiaría su burocracia mínima para pedir financiación y su buena planificación. Respecto a los franceses, son muy intrépidos, ¡y eso muchas veces te proporciona muy buenos resultados!

C. Un placer contar con tus interesantes respuestas. ¡Muchas gracias por participar y muchísima suerte en el futuro!

Para saber más

Página personal de Michalis Barkoulas: http://www.imperial.ac.uk/people/m.barkoulas

Referencias

  • van Zon JS, Kienle S, Huelsz-Prince G, Barkoulas M, van Oudenaarden A. (2015) Cells change their sensitivity to an EGF morphogen gradient to control EGF-induced gene expression. Nature Communications. 6:7053.
  • Barkoulas M, van Zon JS, Milloz J, van Oudenaarden A, Félix MA. (2013) Robustness and epistasis in the C. elegans vulval signaling network revealed by pathway dosage modulation. Developmental Cell. 24(1):64-75.
  • Félix MA, Barkoulas M. (2012) Robustness and flexibility in nematode vulva development. Trends in Genetics. 28(4):185-95.
  • Barkoulas M, Hay A, Kougioumoutzi E, Tsiantis M. (2008) A developmental framework for dissected leaf formation in the Arabidopsis relative Cardamine hirsuta. Nature Genetics. 40(9):1136-41 

Original interview in English.

Carmen. You recently started your lab at Imperial College. Tell us a little bit about your projects there.

Michalis. There are two main projects in my lab at the moment. First, we use an epithelial stem cell population as an invertebrate model to understand how stem cells divide and differentiate and how this happens invariably from one animal to the other. Second, we study infection and host-pathogen interactions using C. elegans as the host and oomycetes- fungus like eukaryotic organisms- as natural pathogens.

C. You started your career working on plant genetics. What was your motivation to switch to animal genetics?

M. I love plants- they are extraordinary organisms! I was lucky to have very good professors of plant biology at the university in Greece and decided to pursue a PhD on plant developmental genetics. But at some point I felt it would be healthy to see other systems as well. I chose nematodes based on the similarity of the genetics – Arabidopsis thaliana, the model plant I was working on in Oxford, is self-fertile and C. elegans is a hermaphrodite animal. I was also attracted by how fast C. elegans growth is – you can have two generations in a week- there is no downtime at all!

C. The nematode C. elegans is quite a popular model for developmental studies. What advantages offer simple model animals such as C. elegans as compared to mice, for example?

M. C. elegans resembles larger and more complicated animals in fundamental ways, but it is much easier to study and understand. C. elegans has fewer than one thousand body cells belonging to differentiated tissues like muscles, nerves and gut cells. Importantly for our projects, individuals of the species are genetically identical and thus highly invariant in cell numbers and anatomy. The animals are transparent and all these cells can be easily observed under a microscope with no dissection. Practical advantages also include fast growth – every hermaphrodite animal produces 300 offspring within 3 days! -, cheap maintenance and lack of ethical considerations in performing experiments in the lab.

C. Sometimes, it is difficult for some people to understand that basic science is the pillar for applied science and medicine. How would you link your research to biomedicine?

M. The project on seam cells is all about how an animal controls cell numbers in a given tissue, which is at the heart of cancer formation for example. The project on infection is very relevant to treatment of rare diseases like pythiosis that are caused by animal pathogenic oomycetes and currently have no cure.

C. Now I would like to ask you some brief questions related to a scientist career, and more specifically, to the life of the migrant scientist. You left Greece well before this economic crisis, what was your reason to do so?

M. Well, I left Greece in 2003 to pursue my PhD studies in Oxford. So it had nothing to do with the economic crisis at that moment, at least with its current form. It was simply my desire to study abroad and do science in a well-known university.

C. Was it easy for you adapting to the host country? Do you miss something of Greece after so many years abroad?

M. I was always prioritising work so that made my adaptation to the UK much smoother. The choice to go to a small university city like Oxford also helped a lot. It was easy from the beginning to find new friends and enjoy a good quality of life. Of course I do miss my family and friends in Greece so I try to go back as often as possible.

C. Do you think you could have succeeded –as you've done- had you started your career in your home country?

M. This is hard to say. But to be successful in science at some point you need to cross borders and be flexible. Most people I know who have independent positions within or outside Greece at the moment, left Greece either immediately after their undergraduate or post-graduate studies.

C. Do you maintain some contact with your compatriot scientists working in Greece? How are they living the crisis there?

M. I do maintain some contacts with scientists working in Greece. Most of them are unhappy because funding and salaries have plummeted. Established people have managed maintaining the quality of their work, but this is much harder for newly established group leaders. There is a hope that the new government will see research as a high priority for economic growth, but there is just too much uncertainty at the moment.

C. We know that it's very difficult for Spanish scientists, even for the most successful, to come back to our country. Have you ever considered coming back to Greece, and if so, do you think you would find suitable conditions?

M. I started my group almost two years ago so it is just too early for me to be thinking to go back, especially within the current economic uncertainty. I guess this is very similar for more than 75,000 Greek professionals with PhDs who currently work abroad. At the moment there are no job openings in universities and government research funding is almost non-existent.

C. What would you import to Greece among the things you've learnt in the UK and France?

M. Both the UK and France invest in research and technology. Minimal bureaucracy and good planning is what I would copy from the UK model. The French are intrepid and this sometimes pays off!

C. Very interesting answers indeed. Thank you so much for participating and best of luck in the future!

Carmen Agustín Pavón
Carmen Agustín Pavón

Profesora Contratada Doctora de la Universitat de València. Me doctoré en Neurociencias por la misma universidad, con una estancia breve en la Università di Roma La Sapienza. Trabajé como investigadora en la University of Cambridge, Centre de Regulació Genòmica de Barcelona e Imperial College London, y como profesora en la Universitat Jaume I de Castelló. Además, soy zurda, aprendiz de todo y maestra de nada.

Sobre este blog

"Que la actividad desarrollada de manera tan imperfecta haya sido y sea todavía para mí fuente inagotable de alegría, me hace percatarme de que la imperfección al llevar a cabo la tarea que nos hemos fijado o que nos ha sido asignada, se ajusta más a la naturaleza humana tan imperfecta que no la perfección."

Rita Levi-Montalcini, Elogio de la imperfección

Ver todos los artículos