La nanotecnología al rescate del acervo cultural

24/02/2018 2 comentarios
Menear

Los museos y galerías de arte tienen una gran preocupación: el arte admirado hoy no estará en condiciones de ser visto dentro de cien años ¿Por qué? Después de 1950 los artistas comenzaron a usar material a base de plástico en vez de aceite como los usados por los pintores clásicos. Por ejemplo, los de base acrílica, son mucho más frágiles, sus enlaces químicos se rompen fácilmente y no pueden ser restaurados utilizando las técnicas usuales.

Screenshot_18.jpg

Ahora los  especialistas en  restauración están mirando hacia la nanotecnología como una gran posibilidad para resolver el problema originado por la degradación de los plásticos. Uno de los proyectos, el denominado Nanorestart, utiliza nanomateriales para restaurar obras de arte. El proyecto es el resultado de un consorcio formado por 27 instituciones: museos, universidades y empresas. También cuenta con el apoyo de la Unión Europea. Su actividad se centra en la síntesis de nuevos nanomateriales polifuncionales y en el desarrollo de técnicas de restauración altamente innovadoras para abordar la conservación de una amplia variedad de recursos utilizados principalmente por los artistas modernos y contemporáneos.

El abordaje de la problemática implica cuatro objetivos concretos. El primer objetivo es la limpieza superficial de las obras de arte contemporáneo. En segundo lugar está la estabilización de los lienzos y capas pintadas. En tercer lugar la eliminación de los materiales modernos no deseados y en cuarto lugar buscar la manera de mejorar la protección de las obras de arte con materiales novedosos capaces de “trabajar” a escala nanométrica. Es necesaria la utilización de variados nanomateriales para penetrar en las redes poliméricas de las obras de arte, eliminar las manchas de la degradación y estabilizar las estructuras restantes.

Comprender el mundo desde lo pequeño permite no sólo hacer pequeñas obras de arte (nanoarte), también innovar haciendo restauraciones a nivel atómico-molecular con novedosos nanomateriales, para que podamos admirar por siglos nuestro acervo cultural.