El Dr. Ramil Ramzievich Garifullin de Universidad Estatal de Cultura y Arte de Kazan (Rusia) presentó en el congreso El hombre frente al desafío global, desarrollado en el año 2006 (Philosophical Society of Tatarstan. Kazan), a la nanopsicología como ciencia durante la exposición de la conferencia La nanofilosofía como una nueva visión del mundo.

Su hipótesis se basa en que los avances en nanotecnología permiten vislumbrar una psiquis desarrollándose en condiciones fundamentalmente nuevas. Ha presentado los principales campos de acción, los problemas para su avance y  aventurado un tiempo no muy lejano en el cual las señales del cerebro se han de transmitir directamente a través de las redes. Una sociedad abierta desde el punto de vista cerebral concentrada en una psicosfera con requerimiento a sus miembros de una actitud diferente hacia sí mismos, el mundo y la humanidad.

Con el trascurso del tiempo sorprende que la comunidad de la ciencia psicológica no haya identificado a la nanotecnología como una herramienta poderosa para responder preguntas fundamentales sobre cognición, percepción, emoción y acción humana; avanzado hacia la consolidación de la nanopsicología como una de sus ramas.

En oposición, las agencias internacionales de financiación se han interesado en la intersección entre la psicología y la nanotecnología. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de los Estados Unidos, conocida como DARPA, ha financiando el programa de Neurotecnología No Quirúrgica de Próxima Generación, en el cual científicos de prestigiosos laboratorios de investigación exploran cómo hacer interfaces cerebro-máquina bidireccionales mínimamente o preferentemente no invasivas.

La Agencia ha otorgado en el año 2018 fondos a seis instituciones para otra fase del programa iniciado en el año 2015. Los proyectos seleccionados son encabezados por el Battelle Memorial Institute, la Carnegie Mellon University, la Johns Hopkins University, el Applied Physics Laboratory, el Palo Alto Research Center (PARC), la Rice University y Teledyne Scientific. Las investigaciones se dividen en dos grandes grupos: equipos buscando interfaces completamente no invasivas y los equipos que utilizan sistemas de interfaz mínimamente invasivos tales como nanopartículas (nanotransductores) enviados al cerebro para producir la señal. Un ejemplo de los últimos es Proyecto BrainSTORMS (Sistema cerebral para transmitir o recibir señales electromagnéticas) del Battelle Memorial Institute. Tiene como objetivo desarrollar un sistema de interfaz mínimamente invasivo con nanopartículas magnetoeléctricas administradas de forma no quirúrgica a las neuronas. Estás convierten las señales eléctricas neuronales en ondas electromagnéticas para ser enviadas a través del casco transceptor colocado en el  cráneo del usuario (todo un wifi cerebral) y desde allí a la computadora. En forma opuesta transceptor del casco también puede enviar señales electromagnéticas a los nanotransductores, quienes las convertirán en impulsos eléctricos capaces de ser procesados (grabados) por los circuitos neuronales, permitiendo la comunicación bidireccional hacia y desde el cerebro. Una interfaz cerebro-computadora (BCI) bidireccional de alto rendimiento.

Cuando se acude a la consulta de un Psicólogo simplemente se establece una relación basada en el diálogo de la cual surge la colaboración del profesional para ayudar a las personas a entender sus sentimientos y modificar su conducta. El proceso suele requerir de un tiempo prolongado. La nanopsicología permitiría hacer algo más preciso y acortar los tratamientos al establecerse una comunicación directamente con el cerebro y modificar las conductas sobre él, obviando la interpretación a través de la interfaz lenguaje.

El Dr. Nicholas Negroponte (fundador del Architecture Machine Group y del MIT Media Lab), de reconocida puntería profética demostrada en otras ocasiones, dictó una conferencia en la cual lanzó varias predicciones acerca de cómo podría ser nuestro futuro. Conjeturó con la posibilidad de depositar el conocimiento directamente en el cerebro, luego de ingerir una pastilla con nanorrobots para liberarlos en el torrente sanguíneo y desde allí se introduzcan en los capilares conectados con las neuronas armando circuitos vinculados al conocimiento específico deseado. Dice: “En el futuro aprenderemos idiomas tomando una pastilla”. Toda una nanopedagogía en avance continuo, si tenemos en consideración el desarrollo actual de dos proyectos: el Human Brain Project de la Comisión Europea y el Brain Activity Map de los Estados Unidos, pensados para comprender el funcionamiento de los 89.000 millones de neuronas de nuestro cerebro como punto de partida de una tecnología cerebral.

En el contexto señalado podemos intentar ofrecer un marco de referencia actualizado para una futura nanopsicología presentándola como la ciencia destinada a estudiar, en lo externo al individuo, el impacto de los productos nanotecnológicos en su vida psíquica y, en lo interno, a ayudar la comprensión y modificación conductas mediante una comunicación informática bidireccional no quirúrgica desde y hacia el cerebro eliminando la interfaz lenguaje, y además posibilitar la construcción de distintas estructuras neuronales para incorporar al cerebro, en forma directa, nuevos conocimientos sin pasar por otra interfaz: los procesos de enseñanza- aprendizaje.

Bibliografía.

Garifullin R.R. Nanopsychology as a New Science. Nanophilosophy as a New World-View, in Man in the Face of Global Challenge, Philosophical Society of Tatarstan. Kazan, 2006, páginas 101–106.

Magnetism Plays Key Roles in DARPA Research to Develop Brain-Machine Interface without Surgery. Magnetics. Business & Technology. Junio 2021.

Henry Markra. El Proyecto Cerebro Humano. Investigación y Ciencia. Agosto 2012.

Nuno R. B. Martins, Wolfram Erlhagen and Robert A. Freitas, Jr. Human Connectome Mapping and Monitoring Using Neuronanorobots. Journal of Evolution & Technology. Vol. 26. Enero 2016, páginas 1-24 

Leutwyler. NICHOLAS NEGROPONTE: El mago del ciberespacio. Investigación y Ciencia. Octubre, 1995

Larry Greenemeier. Nanobots Terapeúticos. Investigación y Ciencia. Junio 2015.

Nicholas Negroponte. En el futuro aprenderemos idiomas tomando una pastilla. 

Alberto Luis D’Andrea
Alberto Luis D’Andrea

Director de Nanotecnología y Nuevas Tecnologías de la Universidad CAECE (Buenos Aires, Argentina). Profesor y Doctor en Ciencias Químicas egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Posgrado de Ingeniería Biomédica dictado en conjunto por la Fundación Favaloro y la Facultad de Medicina (UBA). Presidente de la Confederación Argentina de Biotecnología (CAB) y de la Confederación Argentina de Nanotecnología (CAN). Coordinador de la Comisión de Biotecnología y Nanotecnología del Colegio de Ingeniería Agronómica (CPIA). Autor de numerosos trabajos de investigación en revistas internacionales, libros relacionados con la docencia y artículos en diarios y revistas. Últimos libros: La Convergencia de las Tecnologías Exponenciales & la Singularidad Tecnológica (2017) y Pensar el siglo XXI (2022). Creador y redactor del periódico online Biotecnología & Nanotecnología al Instante. Creador y columnista del ex programa radial Café Biotecnológico (Radio Cultura) y del actual Que lo nuevo no te sorprenda (Ambiente Radio).

http://albertodandrea.blogspot.com.ar 

Sobre este blog

Una visión del futuro desde la nanotecnología.

Ver todos los artículos