¿Cómo hacer un géiser casero?

27/02/2018 0 comentarios
Menear

Quien diga que la geología es una ciencia aburrida o "estática" está en un grave error. Pensemos en la vulcanología o en los fenómenos hidrotermales. A veces estos nos proporcionan espectáculos épicos como el del géiser que acompaña este texto.

[Géiser de Strokkur, Islandia / Andreas Tille, Wikimedia]

Remedando una célebre frase de Richard Feynman podríamos decir que quien no se sienta emocionado viendo esto es que no tiene alma. Pero más allá de las emociones se impone la razón científica. ¿Cómo es posible que con cierta cadencia un géiser emita una columna altísima de agua y vapor?

[Géiser islandés / Marc Boada Ferrer]

La hipótesis en boga sugiere que bajo el nivel del suelo se esconden cavidades llenas de agua fuertemente calentada por el calor geotérmico. Lo más interesante es que la columna de agua de esas cavidades dificulta su cambio de estado de forma que hierve a temperaturas bastante superiores a los 100 ºC. Cuando el fluido hidrotermal llega a esa temperatura rompe a hervir, transformándose en gas y expansionándose muchísimo lo que impulsa el agua a través de las grietas del suelo hasta que sale despedida al exterior. Pero, ¿será cierta esa hipótesis? Responder a esa pregunta requiere de un experimento y por una vez la geología se presta a eso...

[Géiser casero / Marc Boada Ferrer]

Lo que aquí vemos es la parte superior de un géiser de laboratorio, o mejor, de un géiser casero diseñado para verificar nuestra hipótesis sobre el funcionamiento de los géiseres naturales. Observemos el vídeo y comprobaremos que del centro de una bandeja sale agua propulsada por vapor. Es una erupción que ha empezado dos metros más abajo, donde se encuentra un recipiente de acero lleno de agua y calentado por un brasero de carbón. Un pequeño ventilador aviva ese fuego, que calentará el agua hasta su punto de ebullición, 104 ºC en este dispositivo. De la rudimentaria caldera que remeda las cavidades subterráneas de los géiseres naturales arranca un tubo también de acero que en su extremo superior soporta la bandeja que observamos en las imágenes. Si comparamos los dos vídeos, la similitudes son asombrosas. El interesado encontrará todos los detalles constructivos en la sección Taller y laboratorio de la revista de marzo de 2018: «Un géiser casero».