La gravedad es esa fuerza con la que estamos tan acostumbrados a vivir; inmersos en el campo gravitatorio en el que la Tierra nos atrae y atraemos a la Tierra a su vez. Una fuerza respetable que conviene no acumular demasiado porque puede aplastarnos contra el suelo ya sea por saltar desde muy alto o por llevar demasiada velocidad acumulada. Pero ¿cómo podemos anular dicha fuerza sin salir de este campo gravitatorio? Pues con otra fuerza igual pero de sentido contrario. Hoy os propongo tres maneras: La fuerza de sustentación, la fuerza de acción-reacción y la fuerza centrífuga.

El otro día me visitaron de forma inesperada dos grupos de estudiantes, uno de Holanda y el otro de Barcelona, así que les conté (eso sí, en inglés) lo que hacemos en el laboratorio aerospacial de la EETAC: tres cosas que cancelan la gravedad (véase el vídeo).

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=d_kg4aYtUdk

 

  • En el vídeo vemos cómo con un túnel de viento vertical hacemos levitar un cuerpo. La fuerza de sustentación contrarresta la fuerza de la gravedad
  • El cohete que con la fuerza de acción-reacción, se aleja de la Tierra y contrarresta la fuerza de la gravedad
  • El satélite que al tener suficiente velocidad, este orbita, compensando con la fuerza centrífuga, la fuerza de la gravedad

 

La fuerza de la gravedad es una fuerza débil pero de muy largo alcance y está asociada a las partículas que tienen masa. Unos objetos tienen más y otros menos según su densidad. ¿Os imagináis un material con una densidad tan alta que atrajera a otras cosas cercanas? Uno de los materiales con mayor densidad que conocemos es el iridio con 22,56 toneladas cada metro cúbico. Si ponemos un objeto cerca de este bloque, se puede medir una fuerza de atracción muy débil. La fuerza gravitatoria se manifiesta pues con masas pesadas. Es una fuerza pequeña pero que se puede medir. En esto mismo consistió el famoso experimento de Cavendish en el que determinó en 1798, la constante de Gravitación universal:

 

http://en.wikipedia.org/wiki/Cavendish_experiment

 

En la exploración espacial low-cost buscamos no cancelar la fuerza de la gravedad sino minimizar sus efectos poniendo distancia de por medio, es decir, explorando el espacio de manera barata.

Joshua Tristancho Martínez
Joshua Tristancho Martínez

Profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Responsable del programa de espacio para femto-satélites y mini-lanzaderas en Team FREDNET y WikiSat.  Ingeniero Técnico Aeronáutico, esp. Aeronavegación, y Master in Aerospace Science and Technology por la UPC.

Sobre este blog

El creciente desarrollo que la tecnología experimenta en el sector aeroespacial hace que cada vez sea más barato el acceso al espacio. El uso de femto-satélites (menos de 100 gramos) con plena capacidad de comunicación y control, nos permitirá usar micro-lanzaderas (menos de 100 kg) de bajo coste para ponerlos en órbitas LEO (Low Earth Orbit).

Ver todos los artículos (17)