Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

10 de Abril de 2019
Cambio climático

335.000 millones de toneladas menos al año

En los últimos treinta años, casi todos los glaciares del mundo han mermado, en masa y en longitud. Lo muestra un análisis mundial. Solo se salva una región

En promedio, el Karakórum es la única excepción regional de la tendencia que mundialmente tienen los glaciares a disminuir (en esta imagen, el glaciar Baltoro, con los ochomiles Gasherbrum IV y I al fondo)  [Guilhem Vellut].

En los Alpes hay alrededor de 5000 glaciares, pero su superficie y su espesor han disminuido mucho. Desde mediados del siglo XIX, la extensión que cubren ha pasado de 2700 kilómetros cuadrados a solo 1800, y la tendencia es a que siga disminuyendo fuertemente. Y no solo es cosa de la cordillera, como demuestra un análisis que ha publicado Nature, de Michael Zemp, de la Universidad de Zúrich, y su equipo.

Estos glaciólogos han combinado los datos de los satélites con mediciones de la superficie de la Tierra para 19.000 glaciares de todo el mundo. Así han podido determinar cómo ha cambiado su espesor en el tiempo transcurrido entre 1961 y 2016.

Entre todos, han perdido unos 9,6 billones de toneladas de hielo, que en ese plazo han elevado el nivel del mar en 27 milímetros. En este cálculo no se incluyen las pérdidas de hielo de los casquetes glaciares de Groenlandia y de la Antártida, sino solo las de los glaciares de montaña y las de las capas de hielo que no sean esas dos. Los que mayores mermas sufren son los glaciares de Alaska y de la Patagonia, seguidos por los de las zonas árticas de Canadá y de Rusia. Y también están muy afectados los Alpes, que, al sumar sus glaciares una extensión pequeña a escala mundial, desempeñan un papel menor (los glaciares del mundo cubren unos 700.000 kilómetros cuadrados del planeta). Su disminución, sin embargo, resulta especialmente llamativa porque millones de personas viven en la región o la visitan.

La única excepción regional a esta tendencia la dan los glaciares del Karakórum, que hasta han crecido, en promedio: unas precipitaciones más intensas hacen que se acumule más hielo. Según los autores, la pérdida mundial de masa, en cambio, se ha acelerado en los últimos decenios, hasta llegar a ser al año de 335.000 millones de toneladas que contribuyen al ascenso del nivel del mar (dentro de un margen de error de casi la mitad de esa cifra hacia arriba y hacia abajo). En el presente, se le debe entre una cuarta y una tercera parte del ascenso del nivel del mar. Los investigadores subrayan que se trata de mediciones reales, no de los resultados de modelos. «En el mundo estamos perdiendo, más o menos, el triple del volumen de hielo almacenado en los Alpes, y eso cada año», resume Zemp.

Daniel Lingenhöhl / Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Invetsigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Global glacier mass changes and their contributions to sea-level rise from 1961 to 2016», de M. Zemp et al. en Nature, 8 de abril de 2019.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.