Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

24 de Agosto de 2020
Extinciones masivas

¿Acabó una supernova con la época de los placodermos, los peces acorazados?

Hasta hace 359 millones de años dominaron el océano unos animales marinos cubiertos de placas óseas. Pero entonces el mundo se vino abajo. Por una catástrofe cósmica, piensan ahora unos científicos.

Esqueleto de Lunaspis broilii, fósil de placodermo [Ghedoghedo].

En la más compleja de las cinco grandes extinciones masivas de la historia de la Tierra, hace 359 millones de años, puede que interviniese la explosión supernova de una estrella cercana (y no mucho antes, quizá hubo otra supernova que afectó también a los ecosistemas, o incluso varias). Al menos eso es lo que piensan Brian Fields, de la Universidad de Illinois en Urbana Champaign, y sus colaboradores. Aquella hipotética supernova habría destruido la capa de ozono en ese final del período Devónico, según escriben en PNAS. La radiación ultravioleta de la explosión habría ido devastando un ecosistema tras otro tras alcanzar la Tierra. El grupo de investigadores explica, además, que un suceso así habría dejado radioisótopos de uranio, plutonio y samario en los sedimentos de aquella época. Los científicos no han buscado dichos sedimentos. Sin embargo, postulan que de hallarse, confirmarían su hipótesis. 

Según el grupo, su conjetura explica por qué muchas esporas y polen esa época se encuentran dañados y deformados: la radiación no solo los habría quemado, sino que habría deteriorado su genoma. Fields y sus colaboradores se apoyan en un trabajo de otro grupo, publicado en mayo por la revista Science Advances, que presenta indicios de la destrucción de la capa de ozono hace 359 millones de años, probablemente ocasionada por un episodio de calentamiento global. Tras analizar este supuesto, Fields y sus colaboradores creen que el episodio climático no habría tenido la capacidad de producir una extinción tan masiva. Asimismo, señalan que la larga duración que se le supone al episodio de extinción, unos cientos de miles de años, excluye explicaciones basadas en causas efímeras, como los impactos de meteoritos y las explosiones de rayos gamma.

Una estrella que explotase a una distancia adecuada, en cambio, no solo desprendería un intenso pulso de radiación, sino que «bañaría» la Tierra con partículas muy energéticas durante unos cien mil años. Fields y sus colaboradores dan una distancia de alrededor de 65 años luz: una supernova situada a esa distancia habría estado demasiado lejos para esterilizar la Tierra por completo, pero lo suficientemente cerca como para destruir la capa de ozono durante un largo plazo. Sucesos así ocurren con la frecuencia suficiente para que ese mecanismo resulte verosímil: estadísticamente, en un radio de 65 años luz explotan unas cuatro estrellas cada mil millones de años.

Por el momento, el equipo tan solo explica el suceso de Hangenberg, esa extinción al final del Devónico para la que se han encontrado indicios de la destrucción de la capa de ozono. Sin embargo, solo unos millones de años antes se produjo otro episodio de extinción, el suceso de Kellwasser, hasta ahora no explicado de forma satisfactoria. Fields y su equipo indican al respecto que las estrellas se forman en grupos y, por lo tanto, varias explosiones de estrellas cercanas podrían haber ocurrido en un tiempo relativamente corto. Así pues, una supernova de hace 359 millones de años podría indicar que el evento de Kellwasser también tuvo una causa cósmica

Lars Fischer

Referencia: «Supernova triggers for end-Devonian extinctions», de Brian D. Fields et al., en PNAS (18 de agosto de 2020); se puede leer la prepublicación en arXiv:2007.01887 [astro-ph.HE].

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.