Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

20 de Noviembre de 2019
Maternidad

¿Afecta el uso del móvil el cuidado de los hijos?

La duración, no la frecuencia, del uso del teléfono inteligente se asocia con una menor sensibilidad materna.

El uso del teléfono inteligente en sí mismo no afecta necesariamente la sensibilidad materna; es la duración de esa acción lo que interrumpe la relación con el hijo. [iStock/ Michael Jones]

La tentación es grande cuando el hijo se encuentra entretenido en el arenero del parque infantil: una mirada rápida a la pantalla del teléfono inteligente para ver los últimos mensajes que se han recibido y, si hace falta, contestarlos. ¿Significa esa conducta ser un mal padre o una mala madre?

Científicos de las universidades de Tubinga y Hohenheim han investigado la respuesta a esta pregunta. Durante quince días se apostaron en distintos parques infantiles de la ciudad alemana de Stuttgart y observaron a las madres que acudían al lugar con su hijo pequeño, pero sin que ellas lo supieran. ¿Con qué frecuencia y por cuánto tiempo revisarían estas mamás el contenido de su teléfono móvil? Tras recoger esos datos, los experimentadores se acercaron a las mujeres para pedirles que participaran en su estudio; también les preguntaron información relevante para la investigación. Las mujeres que no eran la madre del niño, sino su cuidadora o niñera, fueron descartadas. Por otro lado, los experimentadores encontraron pocos padres que acompañaran a su hijo al parque, por lo que limitaron su análisis a las madres.

Según los resultados del equipo dirigido por la investigadora de medios de comunicación Lara Wolfers y publicados en Computers in Human Behavior, casi la mitad de las 80 participantes usaron el teléfono móvil al menos una vez en el período de observación (10 minutos) y durante un promedio de 1,3 minutos.

¿Menos sensibilidad materna?

Asimismo, los autores analizaron si la madre se mostraba atenta y sensible con su hijo. Hallaron que ello dependía, sobre todo, de la duración del uso del teléfono móvil, no así de la frecuencia con la que lo utilizaban. «Una rápida mirada no le resta valor a la interacción», indican los investigadores.

Usar el teléfono móvil puede interferir de dos maneras en la relación parental: desviando la atención hacia el hijo o interrumpiendo la interacción con él. Estudios anteriores han demostrado que el apego parental depende, sobre todo, de la sensibilidad con la que los padres prestan atención y reaccionan a las demandas de sus hijos. El contacto visual desempeña un papel fundamental en esa interacción.

Estas observaciones se refieren solo a la situación en el parque de niños, subrayan los autores. Es posible que las madres que se muestran menos sensibles con sus hijos ni siquiera vayan con ellos a los parques infantiles. Con todo, el tema afecta a un gran número de familias: en una encuesta entre 1.500 padres de Alemania y Suiza, más del 40 por ciento afirmó que había usado el teléfono móvil mientras se encontraba en el parque con el niño. Otro estudio, esta vez en Estados Unidos, releva que alrededor del 90 por ciento de los padres responde de inmediato cuando su hijo requiere su atención, pero si en ese momento se encuentran ocupados con el teléfono inteligente, solo hacen caso a la demanda del niño la mitad de los papás y mamás.

Christiane Gelitz

Referencia: «Phone use while parenting: An observational study to assess the association of maternal sensitivity and smartphone use in a playground setting». Lara N. Wolfers et al. en Computers in Human Behavior, vol. 102, págs. 31-38, 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.