2 de Julio de 2010
Metalurgia

Almacenamiento seguro de mercurio

Se han presentado dos métodos, uno temporal y otro definitivo, para almacenar mercurio de forma segura y eficiente.

Se han presentado dos métodos para almacenar mercurio de forma segura y eficiente. Ambos dispositivos son el resultado de un proyecto europeo dirigido a buscar soluciones para almacenar los excedentes de este metal. El mercurio líquido presenta una alta toxicidad para los seres vivos y el medio. Uno de los compuestos más tóxicos del mercurio, el metilmercurio, que puede originar graves problemas de salud, se produce en la naturaleza a partir de los vertidos de mercurio. Por eso, la Unión Europea (el mayor productor mundial, con España a la cabeza) prohibirá su comercialización y uso a partir de 2011.

 

   ¿Qué hacer con los excedentes? Los expertos han explorado dos vías para solucionar el problema: almacenar el mercurio de manera que se pueda recuperar en caso necesario, o hacerlo de forma definitiva convirtiéndolo en un material inerte y no contaminante.

 

   El dispositivo de almacenamiento temporal que han presentado es una esfera con doble pared de acero, con capacidad para 50 toneladas de mercurio líquido y que permite controlar, mediante diversos automatismos, el estado de almacenamiento y vigilar en línea todo el sistema. El segundo método, de almacenamiento definitivo, se basa en un procedimiento químico que transforma el mercurio líquido en un sólido inerte y no contaminante mediante técnicas de encapsulación.

 

Más información en el CSIC

 

Foto: Uno de los prototipos de almacenamiento, construido en acero y con capacidad para 50 toneladas./CSIC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.