24 de Diciembre de 2017
astronomía

Así es la superficie de una gigante roja

Se han observado las estructuras de la superficie de una gigante roja. Y de este modo podemos hacernos una idea de lo peculiar que será el Sol al final de su existencia.

Para crear esta imagen de la gigante roja π1 Gruis se utilizó el instrumento PIONIER del Telescopio Muy Grande, que combina la luz infarroja de varias estrellas [ESO].

La astrónoma Claudia Paladini y sus colaboradores han observado con el Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Europeo del Sur ( ESO) el borboteo de la fría y roja superficie de la estrella gigante π1 Gruis. Cada una de las células de convección que se ven en ella tienen unos 120 millones de kilómetros de diámetro; por lo tanto, en esa superficie solo caben unos cuantos de estos gránulos, como se los llama. Los del Sol, en cambio, solo tienen un diámetro de unos 2000 kilómetros, así que hay millones. Los crea la convección bajo la fotosfera, la capa visible exterior de la estrella: material caliente y brillante asciende, se enfría y cae de nuevo hacia el interior.

La astrónoma y su equipo atribuyen la existencia de esas células de convección tan grandes en π1 Gruis a la relativa modestia de la gravedad en la superficie de la estrella. La gigante roja, de la constelación austral de la Grulla, tiene alrededor de vez y media la masa del Sol; su diámetro, sin embargo, es unas 350 veces mayor. Por lo tanto, la gravedad no es en su superficie muy intensa, y el material caliente ascendente puede expandirse por los lados hasta que se hunde de nuevo. En π1 Gruis vemos en cierta forma el futuro del Sol, tal y como será dentro de unos cinco mil millones de años: cuando una estrella de su tamaño agota en su núcleo la reserva de hidrógeno, empieza a fusionar el helio y se dilata hasta multiplicar muchas veces su tamaño. Desde la Tierra, sin embargo, nunca se le verá al Sol como ahora es π1 Gruis: nuestro planeta habrá desaparecido para entonces bien por debajo de la superficie del Sol.

Lars Fischer/spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Large granulation cells on the surface of the giant star π1 Gruis», de C. Paladini et al en Nature, publicado en Internet el 20 de diciembre de 2017.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.