Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

14 de Julio de 2011
Conservación

Atunes y picudos en peligro

En un reciente estudio se ha evaluado la situación de riesgo de varias especies de atún y pez picudo.

El atún rojo del Sur es una especie que se encuentra en peligro crítico. [Ian Gordon / Auscape International / IUCN]

Un estudio ha evaluado y clasificado por primera vez las 61 especies conocidas de escómbridos (atunes, bonitos, caballas y carites) y peces picudos (pez espada, marlines y pez vela) para la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los resultados del informe revelan que los atunes se encuentran en una situación grave. Cinco de las ocho especies figuran bajo la categoría de especie amenazada o casi amenazada. Estas incluyen: el atún rojo del Sur, en peligro crítico; el atún rojo del Atlántico, en peligro; el patudo, vulnerable; y el rabil y el atún blanco, como especies casi amenazadas. Asimismo, tres especies de peces picudos están también en un rango de amenazadas o casi amenazadas. Estas son: el marlín azul y el blanco, como vulnerables; y el marlín rayado, como casi amenazada. Los investigadores han determinado que las dos terceras partes de las especies que aparecen en la clasificación, 39 en total, presentan un riesgo de extinción bajo.

Pese al estado saludable de varias poblaciones de peces epipelágicos (los que viven cerca de la superficie), los científicos se han mostrado preocupados por el hecho de que algunas especies de atunes y picudos estén siendo capturadas en exceso. Asimismo han criticado la falta de voluntad para protegerlas contra la sobrepesca, que se halla impulsada por sus altos precios en el mercado. También han denunciado que muchas poblaciones de estas especies son explotadas por compañías pesqueras multinacionales, cuyas actividades son muy difíciles de regular desde el punto de vista político.  

Los atunes y picudos amenazados son longevos, maduran más tarde que las especies de vida corta y tienen una menor capacidad para reproducirse, por lo que la recuperación tras la disminución de la población es muy lenta. Las medidas que están impulsando los científicos para salvar a estas especies en peligro tienen como objetivo exigir a los gobiernos a gestionar adecuadamente sus recursos pesqueros, evitar la pesca ilegal y establecer programas de recuperación. 
 
A continuación se detallan las categorías de amenaza de la Lista Roja de la UICN, en orden descendente:
Extinta o Extinta en Estado Silvestre.
En Peligro Crítico, En Peligro y Vulnerable: especies amenazadas de extinción global.
Casi Amenazada: especies cercanas al umbral de amenazadas o que estarían en la categoría de amenazadas sin medidas específicas de conservación en curso.
Menor Preocupación: especies evaluadas con un riesgo de extinción bajo.
Datos Insuficientes: especies que no se han evaluado a causa de la escasez de datos.

Más información en IUCN y Science

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.