16 de Marzo de 2011
Sistema inmunitario

Bacterias que ayudan a combatir infecciones

Algunas bacterias comensalistas de nuestro intestino no solo se limitan a facilitar la digestión. También ayudan a combatir la gripe, según un estudio.

Las bacterias comensalistas pueden ayudar a combatir las infecciones en los pulmones. [Diego Drez / Wikimedia Commons]

En el último decenio, las investigaciones se han centrado en la regulación bacteriana de los mecanismos inmunitarios que intervienen en la salud del intestino del huésped. Allí residen unos 100 billones de bacterias simbióticas (perjudiciales o beneficiosas). Así, el desequilibrio en la proporción de ciertas bacterias intestinales dañinas y beneficiosas parece sobreactivar las células inflamatorias y causar la enfermedad intestinal inflamatoria. 

Aunque las bacterias comensalistas resultan cruciales en el mantenimiento de la homeostasis inmunitaria del intestino, la función protectora de esas bacterias en otras superficies mucosas era menos clara. Ahora se ha verificado que la composición de los microorganismos comensalistas regula la generación de linfocitos T y la reacción de anticuerpos ante un ataque vírico en las vías respiratorias, como la gripe.

 

En el estudio, realizado con ratones, se ha observado que los animales tratados con neomicina reaccionaban peor frente a los virus de la gripe que los animales de referencia sin tratar. En estos últimos, las bacterias sensibles a la neomicina, presentes de forma natural en el cuerpo del ratón, estimulaban la producción de linfocitos T y de anticuerpos que podían luchar contra la infección en los pulmones.

 

Se ha comprobado que las bacterias iniciaban el mecanismo de defensa mediante la activación de los complejos proteicos «inflamasomas» en el sistema inmunitario. Los inflamasomas hacían que los precursores de una proteína inmunitaria (la citocina interleucina 1-β) adquiriera un estado químicamente maduro. A su vez, la forma madura de la interleucina provocaba la migración de las células dendríticas del sistema inmunitario hacia los nódulos linfáticos de los pulmones, donde iniciaban un fuerte ataque contra los virus de la gripe. Cuando se administraban antibióticos, el medicamento eliminaba las bacterias, con lo que el mecanismo de los inflamosomas se anulaba y los virus se multiplicaban.

 

Los resultados revelan la importancia de la microbiota comensalista en la inmunidad de la mucosa respiratoria. Los hallazgos son prometedores, ya que apuntan hacia nuevas posibilidades en la prevención y tratamiento de las infecciones víricas. 

 

Más información en Nature y PNAS

 

— IyC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.