Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 14/06/2018

Estrés

¿Bacterias que mejoran la resistencia del cerebro ante el estrés?

La inmunización mediante estos microorganismos no patógenos reduciría la respuesta inflamatoria asociada a factores estresantes, y en consecuencia la ansiedad.

Brain, Behavior and Immunity

Menear

Descubren que la inyección de la bacteria no patógena Mycobacterium vaccae mejora la resistencia del cerebro ante un estímulo estresante. En la imagen, un investigador examina una muestra de Mycobacterium vaccae [Universidad de Colorado Boulder]

También te puede interesar

Las huellas del estrés Las huellas del estrés Mar/Abr 2013 Nº 59

El exceso de tensión cognitiva y emocional repercute en el cuerpo y la psique

Más información

Christopher A. Lowry y su equipo de la Universidad de Colorado Boulder, en colaboración con investigadores de la Universidad de Texas en Austin, podrían haber desarrollado una suerte de «vacuna» contra el estrés. Según sus resultados, publicados por la revista Brain, Behavior and Immunity, la inyección de bacterias no patógenas modularía la respuesta inflamatoria cerebral ocasionada por factores estresantes. Por consiguiente, la inmunización reduciría la ansiedad.

Los trastornos psiquiátricos asociados a experiencias traumáticas o episodios de tensión y nerviosismo afectan al 25 por ciento de la población. La influencia de la inflamación crónica en la aparición de estos desordenes es cada vez más evidente, pues afecta diversos neurotransmisores que participan de los diferentes estados de ánimo. Sin embargo, de confirmarse en humanos, el hallazgo de Lowry y sus colaboradores revertiría las consecuencias negativas de dicha reacción.

Los experimentos, realizados en ratas adultas, evidenciaron que la administración subcutánea de los microorganismos Mycobacterium vaccae, presentes en el agua, el suelo y el fango, mejora la resistencia del cerebro ante situaciones de estrés. En concreto, tras recibir tres dosis de microbios, los animales mostraron una conducta menos ansiosa en respuesta a una descarga eléctrica.

La inmunización también favoreció la secreción de la proteína interleucina-4, considerada como antiinflamatoria, en el hipocampo, una región cerebral involucrada en las reacciones de miedo y ansiedad. En cambio, las bacterias inhibieron la producción de moléculas que actúan como señales de alarma. Ello contribuyó a mantener las células del sistema inmunitario residentes en el cerebro, conocidas como microglía, en un estado quiescente, no activado. Sorprendentemente, los efectos de la «vacuna» se prolongaron a lo largo de varios días.

Para los científicos, las conclusiones del trabajo sugieren que Mycobacterium vaccae es capaz de crear un ambiente resistente a la angustia y la ansiedad en el cerebro. Así pues, dicha «vacuna» podría ayudar en el tratamiento de desórdenes como el trastorno de estrés post-traumático o la depresión.

Marta Pulido-Salgado

Referencia: «Immunization with Mycobacterium vaccae induces an anti-inflammatory milieu in the CNS: Attenuation of stress-induced microglial priming, alarmins and anxiety-like behavior», de M. G. Frank et al. en Brain, Behavior and Immunity, publicación avanzada en internet el 26 de mayo de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas