Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

29 de Octubre de 2014
NEUROCIENCIA

Cacao contra el deterioro cognitivo

Ciertas sustancias de los granos de cacao previenen el desgaste de la memoria propio de la edad.

El giro dentado (verde) interviene en el deterioro normal de la memoria. En amarillo aparece el hipocampo y, en lila, la corteza entorrinal. [Scott A. Small/ Universidad de Columbia]

Los flavanoles, una sustancia que contienen los granos de cacao, protegen del deterioro cognitivo que sucede con la edad. Según han constatado en un reciente estudio, una dieta rica en estos elementos mejora la cognición en los adultos sanos al incrementar la actividad de una región específica del cerebro: el giro dentado. Con todo, no debemos incluir en la dieta una ingesta abusiva de chocolate o cacao.

Giro dentado más activo

El equipo dirigido por Scott Small, de la Universidad de Columbia, examinó el efecto de los flavonoides (metabolitos secundarios de las plantas) en 37 participantes con edades comprendidas entre los 50 y 69 años. A diario y durante tres meses, los probandos recibieron, al azar, una bebida que contenía una dosis alta (900 miligramos) o baja (10 miligramos) de flavanoles. Antes y después de cada ingesta, los investigadores comprobaron el rendimiento memorístico de los sujetos, además de explorar su cerebro mediante técnicas de neuroimagen. Según constataron, las personas que bebían una cantidad elevada de dichas sustancias vegetales mostraban un menor deterioro cognitivo; en otras palabras, obtenían mejores resultados en las pruebas de memoria. Asimismo, observaron que el giro dentado se tornaba más activo. Dicha área cerebral forma parte del hipocampo, región que desarrolla una destacada función en los procesos memorísticos.

Los autores advierten, no obstante, de que el chocolate que compramos y comemos normalmente no contiene las cantidades idóneas de flavanoles, puesto que la mayor parte de esta sustancia se pierden durante el procesamiento industrial del cacao. La bebida que se utilizó en el estudio se elaboró de manera específica para conseguir un elevado contenido en flavanoles. Para llegar a la cantidad que contribuiría a una mejora cognitiva (900 miligramos), se deberían comer una 25 barritas de chocolate, opción desaconsejable por otros motivos.

Vídeo explicativo, en inglés, de la Universidad de Columbia:

Más información en Nature Neuroscience

Fuentes: Gehirn und Geist/ Universidad de Columbia

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.