Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

21 de Junio de 2021
MICROBIOLOGÍA

Ciertas bacterias de la piel se vuelven patógenas tras una remodelación de la pared celular

Un cambio genético contribuye a la transformación de estas bacterias, que provocan infecciones sanguíneas graves.

La bacteria Staphylococcus epidermidis suele habitar en la piel humana sin causar problemas. Sin embargo, puede volverse rebelde tras incorporar cierto gen similar al de otra bacteria emparentada con ella. [Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU.]

Una molécula inusual de la pared celular de Staphylococcus epidermidis contribuye a que esta bacteria, que es residente habitual de nuestra piel, se vuelva nociva e invada la sangre. Gracias a que se ha identificado dicha molécula, esta podría utilizarse como objetivo de una futura vacuna.

La mayoría de los linajes de S. epidermidis viven de forma pacífica en la piel y la nariz, pero algunos clones pueden cambiar de hábitat y causar infecciones en la sangre que son difíciles de tratar. Estos clones suelen aparecer en el ámbito hospitalario y de la atención sanitaria en todo el mundo. Andreas Peschel, de la Universidad de Tubinga, y sus colaboradores han examinado las moléculas de la pared celular de la bacteria para identificar lo que la vuelve peligrosa.

Hace tiempo que se investigaba la causa molecular de ese cambio, que no se lograba identificar. Ahora el equipo de Peschel ha descubierto que algunos linajes de S. epidermidis infecciosos contienen un grupo de genes responsables de la síntesis de cierta molécula de la pared celular. Resulta que esta molécula se halla también en Staphylococcus aureus, una bacteria que habita en la nariz humana y que puede convertirse en un patógeno agresivo. Los investigadores comprobaron que la presencia de esta molécula en S. epidermidis mejoraba la supervivencia de la bacteria en el torrente sanguíneo y elevaba la mortalidad de los ratones con síntomas de sepsis, una reacción inmunitaria a la infección que pone en peligro la vida. La molécula también permitió a S. epidermidis intercambiar ADN con S. aureus, lo que sugiere que entre ambas existe una vía de propagación de genes de virulencia.

Nature Research Highligts

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Staphylococcus epidermidis clones express Staphylococcus aureus-type wall teichoic acid to shift from a commensal to pathogen lifestyle». Xin Du et al. en Nature Microbiology, vol. 6, págs. 757-768, mayo de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.