Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

2 de Junio de 2020
Cáncer

Cómo el cáncer promueve la inflamación para protegerse de los virus oncolíticos

La interacción entre las células cancerosas y ciertos fibroblastos que las rodean favorecería la secreción de moléculas inflamatorias capaces de reducir la acción de la viroterapia.

Los autores señalan que el hallazgo ayudará en el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas contra el cáncer. En la imagen, células de adenocarcinoma, en cultivo, infectadas por el virus del sarampión (verde). [Wikimedia Commons]

En oncología, la viroterapia consiste en el uso de virus modificados genéticamente para que tan solo infecten a las células cancerosas. Una vez dentro, la replicación de los microorganismos ocasionará su muerte, mientras que las nuevas partículas víricas infestaran a las células tumorales colindantes, hasta la completa eliminación de la neoplasia. Sin embargo, en gran parte de los pacientes el efecto de la terapia resulta sumamente limitado. Pero, ¿por qué?

Ahora, Erik Sahai y su equipo, del Instituto Francis Crick en Londres, junto con otros investigadores de Reino Unido y Japón, señalan a la inflamación como el mecanismo que protegería al cáncer de los virus oncolíticos.

Al parecer, según los resultados publicados en la revista Nature Cell Biology, la interacción entre las células cancerosas y una población de fibroblastos, conocidos como fibroblastos asociados al cáncer (CAFs, por sus siglas en ingles), desencadenaría dicha respuesta inflamatoria. Los CAFs conforman el tejido que rodea al tumor y promueven el crecimiento de la neoplasia mediante la formación de vasos sanguíneos que le aportan oxígeno y nutrientes. Además, son capaces de remodelar la matriz extracelular, es decir de crear «túneles» y moverse por el tejido, habilidad que aprovechan las células cancerosas para extenderse.

En su trabajo, los científicos observaron un notable incremento de mediadores inflamatorios, como quimiocinas, citocinas e interferones, en el medio de cultivos mixtos de células neoplásicas y CAFs. Experimentos adicionales realizados in vitro e in vivo identificaron a los CAFs como las células secretoras de dichas moléculas inflamatorias, como respuesta al contacto con el cáncer.

Sin embargo, la vía de comunicación entre ambos tipos celulares resultó un tanto curiosa. Imágenes de microscopia obtenidas en tiempo real revelaron el complejo entrelazamiento que ocurre entre las membranas plasmáticas de los CAFs y las células tumorales. Ello sugiere que la neoplasia podría transferir elementos de su citoplasma, esto es el fluido gelatinoso que ocupa el interior de la célula, a los fibroblastos; hecho que permitiría a los CAFs percibir factores solubles que los alertarían de la presencia de daños en el ADN del tumor. Como respuesta, los fibroblastos secretarían las citocinas inflamatorias, mediante la activación del factor de regulación del interferón número 3 y la proteína estimuladora de los genes del interferón (IRF3 y STING, por sus siglas en inglés, respectivamente).

De forma interesante, la inhibición de IRF3 mejoró la eficacia de los virus oncolíticos, pues las células cancerosas resultaron más sensibles a su acción. Para Sahai y sus colaboradores, el hallazgo confirma la capacidad del cáncer para manipular un mecanismo protector del organismo, como la inflamación, en su propio beneficio. En un futuro, planean realizar nuevos estudios que ayuden en la práctica clínica.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «STING and IRF3 in stromal fibroblasts enable sensing of genomic stress in cancer cells to undermine oncolytic viral therapy», de E. N. Arwert et al., en Nature Cell Biology, publicado el 1 de junio de 2020.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.