Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

2 de Noviembre de 2020
Evolución animal

¿Cómo y cuándo se diversificaron los pingüinos?

Contrariamente a lo que se pensaba, primero ocuparon ambientes templados y luego se adaptaron a las frías aguas antárticas.

Los pingüinos juanito o papúa (Pygoscelis papua), con una mancha blanca característica encima del ojo, viven en las aguas de diversas islas subantárticas. [iStock-Tsvyatko-Terziev]

Los pingüinos constituyen la única familia viviente de aves no voladoras y ocupan diversas regiones del hemisferio sur, desde el polo hasta el ecuador. Aunque durante mucho tiempo han despertado el interés de los científicos, y también de la población general, su historia evolutiva no se conoce del todo bien. Ahora, en un artículo publicado en PNAS, Juliana Vianna, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Rauri Bowie, de la Universidad de California en Berkeley, junto a otros autores, han reconstruido el árbol genealógico de los pingüinos mediante el análisis genético de muestras de tejido de unos 300 individuos de las 18 especies conocidas de estas aves. Entre ellas figuran el pingüino emperador, el pingüino rey y el pingüino juanito o papúa (fotografía).

Con su análisis, los autores también se propusieron averiguar cómo lograron los pingüinos colonizar hábitats tan diferentes, desde la Antártida y las aguas moderadamente frías alrededor de Australia y Nueva Zelanda hasta las más templadas de las islas Galápagos. Sus resultados muestran que las aves se originaron en las regiones costeras de Nueva Zelanda y Australia hace unos 22 millones de años. Contrariamente a las suposiciones anteriores, los pingüinos no surgieron en la Antártida, sino en regiones templadas. Más tarde, se dividieron en diferentes líneas que conquistaron distintas zonas climáticas.

Los datos genéticos también revelaron las secciones de los genes que ayudaron a los pingüinos a desarrollar adaptaciones especiales, como la regulación de la temperatura corporal en aguas heladas o el aporte de oxígeno durante las inmersiones profundas. Los pingüinos son extremadamente adaptables, enfatizan Vianna y Bowie, lo que les ha permitido ocupar diversos hábitats, pero lo han conseguido a lo largo de millones de años de evolución. Sin embargo, el cambio climático actual se está produciendo demasiado rápido y los pingüinos podrían no ser capaces de seguir el ritmo actual de las alteraciones.

Karin Schlott

Referencia: «Genome-wide analyses reveal drivers of penguin diversification». Juliana A. Vianna et al. en PNAS, vol. 117, nº 36, págs. 22303-22310, septiembre de 2020.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.