3 de Noviembre de 2021
Cambio climático

¿Cuáles son las claves de la cumbre de Glasgow?

El mundo se reúne en Glasgow con el objetivo de adoptar medidas climáticas de gran envergadura. ¿Qué se espera de la conferencia? ¿Qué cuestiones se abordarán y cuándo? Una breve guía para entender las claves de la COP26.

En la COP26 se esperan fijar las directrices que permitan alcanzar los objetivos del acuerdo climático de París. [ricochet64/iStock]

El pasado domingo arrancó la COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Su objetivo es claro: poner freno al calentamiento global. Pero ¿cómo alcanzar esa meta?

¿Cuál es la situación climática actual?

Desde la época preindustrial, el planeta se ha calentado una media de un grado centígrado a medida que los gases con efecto invernadero se han acumulado progresivamente en la atmósfera y han repercutido en los complejos sistemas terrestres.

Las consecuencias son tangibles. Los fenómenos meteorológicos como las olas de calor o las lluvias torrenciales de alto poder destructivo aumentan de forma desproporcionada debido al incremento de las temperaturas, tal y como demuestra el último Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). En particular, el informe pone de manifiesto que las recientes olas de calor habrían sido altamente improbables en ausencia de intervención humana. Casi con total seguridad, no se habrían producido en un mundo donde no tuviera lugar un cambio climático antropogénico.

La parte positiva es que ya no se trata meramente de reconocer el problema, sino que hay países que ya han tomado medidas para contrarrestarlo. En la última década, algunas naciones han sido capaces de reducir la curva de las emisiones futuras.

Lo preocupante es que, antes de que la situación mejore, empeorará. De acuerdo con el IPCC, se producirán de forma inevitable más catástrofes naturales. El informe del organismo muestra que determinados cambios provocados por los gases con efecto invernadero son ya irreversibles. El nivel del mar seguirá elevándose, los océanos se volverán aún más ácidos, el deshielo del Ártico continuará, y todo ello durante siglos o milenios. El momento de actuar es ahora.

¿Quién se reúne en Glasgow?

COP es el acrónimo inglés de «Conferencia de las Partes». Estas «partes» son los 197 países que firmaron la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en una cumbre celebrada en 1992. La primera conferencia tuvo lugar en 1995 en Berlín, y este año se celebra la vigésima sexta —de ahí COP26—, organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia. La conferencia se desarrolla en el centro Scottish Event Campus y durará hasta el 12 de noviembre. Se espera que asistan un total de 20.000 jefes de Estado, diplomáticos y activistas.

El sábado 6 de noviembre ha sido designado el Día de Acción Global por la Justicia Climática, y los grupos activistas esperan cerca de 100.000 manifestantes, según el New York Times.

¿Qué se debatirá en la cumbre?

La conferencia de Glasgow se considera la «última oportunidad» para alcanzar los objetivos climáticos de París. Las principales preguntas son: ¿Cómo puede alcanzarse el objetivo planteado en 2015 de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius, si es que es factible? ¿Cómo puede adaptarse la humanidad a los cambios que experimenta el planeta para proteger a las personas y el medioambiente? ¿Cómo pueden financiarse las medidas necesarias?

¿Cómo funciona la COP26?

El primer ministro británico, Boris Johnson, invitó a los jefes de Estado y de Gobierno a participar en una Cumbre de Líderes Mundiales los días 1 y 2 de noviembre, donde presentaron sus metas y medidas para lograr alcanzar el objetivo global de cero emisiones netas y mantener el propósito de limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius.

A partir de hoy, y hasta el 11 de noviembre, cada día estará centrado en un ámbito distinto: economía; energía; juventud y empoderamiento público; naturaleza; adaptación, pérdidas y daños; género, ciencia e innovación; transporte; y, por último, ciudades, regiones y entorno urbanizado. El cierre de las negociaciones comenzará el 12 de noviembre.

En el programa oficial puede consultarse la agenda exacta. Los actos más relevantes —el llamado «programa presidencial»— se transmitirán en el sitio web de la ONU sobre el cambio climático, donde podrán seguirse en directo o a la carta.

¿Qué resoluciones se prevén?

Se prevé el establecimiento de normas detalladas para aplicar por fin y de forma integral el Acuerdo de París. Para alcanzar el objetivo de 1,5 grados, los países deberán comprometerse, por ejemplo, a acelerar drásticamente la eliminación del carbón, reducir la deforestación y promover con empeño las inversiones en energías renovables. También se requiere construir estructuras de protección, sistemas de alerta e infraestructuras resistentes, así como adaptar la agricultura.

«Para alcanzar nuestros dos primeros objetivos», explican los organizadores, «los países industrializados deben cumplir su promesa de destinar anualmente al menos 100.000 millones de dólares (unos 86.000 millones de euros) a la financiación de soluciones climáticas hacia 2020». Las instituciones financieras internacionales deben poner de su parte, «y nosotros debemos trabajar para desbloquear los miles de millones de recursos financieros de los sectores público y privado necesarios para alcanzar un objetivo global de cero emisiones netas».

¿Qué cabe esperar?

Es la gran pregunta. No hay un único objetivo oficial planteado como resultado de Glasgow, ni un acuerdo como el de París. Lo que es seguro es que los países industrializados mantendrán acalorados debates con los países menos prósperos sobre quién podrá emitir cuánto en el futuro y quién pagará cuánto por las medidas de protección climática.

Tales negociaciones se llevarán a cabo a puerta cerrada mientras los delegados intentan acordar un conjunto de normas («Reglamento de París») que contenga importantes directrices relacionadas con el comercio de carbono, la transparencia sobre la reducción de emisiones de cada país y el establecimiento de plazos comunes para las futuras contribuciones determinadas a nivel nacional.

Alina Schadwinkel

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.