2 de Abril de 2013
ASTRONOMÍA

Descubiertas las «mini supernovas»

Describen una nueva clase de estrellas explosivas llamadas supernovas de tipo Iax.

Representación artística del progenitor de una supernova de tipo Iax: la estrella compuesta principalmente de helio (derecha) transfiere materia a una enana blanca (izquierda). [Christine Pulliam/CfA]

Un grupo internacional de astrónomos liderado por Ryan Foley, del Centro Smithsoniano de Astrofísica de Harvard, acaba de revelar el descubrimiento de una nueva clase de estrellas explosivas denominadas supernovas de tipo Iax, cuyas propiedades las situarían entre las novas y las supernovas. El análisis de datos tanto fotométricos como espectroscópicos sugieren que dichos estallidos ocurren en sistemas estelares binarios constituidos por una estrella «desnuda» de su capa externa de hidrógeno que transfiere helio a una enana blanca.

En la antigüedad, cuando un nuevo objeto aparecía en la bóveda celeste allí donde antes no se había detectado ninguna fuente de luz, recibía el nombre de nova stella. No obstante, este no era un nuevo componente del firmamento, sino una estrella que de repente se convertía en miles o millones de veces más brillante y que, por ende, se podía observar desde nuestro planeta. Durante mucho tiempo el término «nova» fue utilizado indistintamente para referirse a cualquier objeto que mostrase un aumento de brillo excepcional. Fue solo posteriormente que, gracias a observaciones más precisas basadas en las propiedades físicas y químicas de las estrellas, los astrónomos empezaron a considerar la distinción entre novas y las más potentes supernovas.

Las novas suelen ocurrir en sistemas binarios en los que una enana blanca acreta materia de una estrella compañera, que se acumula en la superficie del primer objeto hasta desencadenar un fenómeno explosivo. Aunque este acontecimiento puede repetirse al cabo de un tiempo sin destrucción del sistema estelar, en el caso de las supernovas el estallido representa la última fase de su evolución, produciendo una luminosidad que puede superar la de la galaxia que las alberga.

La investigación de Foyle y sus colaboradores, de próxima publicación en la revista Astrophysical Journal, ha identificado 25 objetos estelares con propiedades análogas a las de supernovas de tipo Ia, que también tienen origen tras la desintegración de una enana blanca en un sistema estelar doble. Los nuevos astros, denominados supernovas de tipo Iax, experimentan estallidos con una luminosidad típica cien veces inferior a la de las de tipo Ia y parecen representar la pieza faltante de la evolución entre novas y supernovas de tipo Ia. De hecho, a la espera de escalecer las causas que producen la explosión de estas «mini supernovas», el estudio ha puesto de manifiesto que, en la mayoría de los casos examinados, la enana blanca parece sobrevivir a dichos eventos catastróficos, tal como ocurre en las estrellas novas pero contrariamente al resto de supernovas.

Los investigadores también han estimado la distribución del nuevo tipo de astros en el universo. Según sus cálculos, su abundancia es aproximadamente un tercio de la de las supernovas de tipo Ia. Además, puesto que ninguna de ellas ha sido hallada en una galaxia elíptica (compuesta sobre todo por estrellas antiguas), concluyen que las supernovas de tipo Iax se originan en sistemas estelares jóvenes.

Más información en arXiv.org.

—IyC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.