Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

16 de Septiembre de 2016
CÁNCER

Descubren una forma de potenciar la actividad de una proteína anticancerosa

El avance permite reconsiderar la proteína RB como diana para buscar nuevos fármacos contra el cáncer.

La proteína RB juega un papel decisivo en la respuesta al estrés celular: actúa como freno de la progresión celular y permite que la célula sobreviva. [DCEXS-UPF]

La proteína del retinoblastoma (RB) es una proteína que se encarga de detener la proliferación celular, para que la célula no entre en división hasta que esté preparada para ello y se den las condiciones necesarias. Dado que la multiplicación celular descontrolada da lugar a la formación de tumores y que esta proteína se encuentra alterada en muchos tipos de cáncer, encontrar mecanismos que la activen puede ser de gran interés para luchar contra esta enfermedad.

Un trabajo reciente liderado por los investigadores Eulàlia de Nadal y Francesc Posas, de la Universidad Pompeu Fabra, ha hallado que el estrés celular activa la proteína RB. Las conclusiones se han publicado en la revista Molecular Cell y pueden ser relevantes en la biología del cáncer porque RB es una proteína clave en la proliferación de las células y muchos tipos de tumor confluyen su acción sobre esta proteína inactivándola. Según Francesc Posas, «si conseguimos revertir esta inhibición, podríamos detener la proliferación».

Al mismo tiempo, los científicos encontraron que la proteína RB también juega un papel decisivo en la respuesta al estrés celular: actúa como freno de la progresión celular y permite que la célula sobreviva. Y dado que este mecanismo predomina sobre los demás que regulan normalmente la actividad de RB, es probable que la activación de forma externa de este mecanismo pudiera servir para bloquear la división celular .

En el estudio, los investigadores trabajaron con una proteína RB mutada que se comporta como un súper represor y que bloquea la proliferación de las células, deteniendo la multiplicación de las células cancerosas. «Ahora el reto es expresar este súper represor en las células malignas y que así no se alteren las otras células del organismo», concluye Eulalia de Nadal, colíder del artículo.

Más información en Molecular Cell

Fuente: Universidad Pompeu Fabra

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.