Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

29 de Enero de 2021
Medioambiente

Detectan en el aire tres sustancias que dañan la capa de ozono

Las fábricas del este de Asia parecen ser la fuente de las desconcertantes emisiones, que continúan en aumento.

El descubrimiento e identificación tempranos de tales emisiones inesperadas resulta clave para reducirlas antes de que las consecuencias medioambientales sean graves. [iStock/rui_noronha]

Los científicos han detectado tres misteriosos productos que agotan el ozono presente en las capas altas de la atmósfera, y en concreto la estratosfera, de la Tierra.

En vigor desde 1989, el llamado Protocolo de Montreal limita la producción de sustancias que pueden destruir la capa protectora de ozono de nuestro planeta. El listado de productos incluye una serie de hidroclorofluorocarburos (HCFC), compuestos que contienen átomos de cloro y flúor, cuyos niveles atmosféricos han disminuido progresivamente, en gran medida gracias al tratado internacional.

Ahora, Martin Vollmer, de los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales en Dübendorf, y sus colegas publican, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, el hallazgo de un compuesto HCFC, llamado HCFC-132b, nunca antes detectado en la atmosfera de la Tierra. Las muestras de aire analizadas en el trabajo fueron recolectadas a lo largo de varios años, por una red de sensores destinados a monitorear las tendencias de los gases atmosféricos en todo el mundo.

De acuerdo con los datos, HCFC-132b apareció por primera vez hace unas dos décadas. Desde entonces, los niveles del compuesto, que parece proceder de fábricas ubicadas en el este de Asia, muestran una tendencia al alza.

Los investigadores también detectaron otras dos sustancias, HCFC-133a y HCFC-31. Sin embargo, a diferencia de HCFC-132b, su concentración en la atmosfera ha fluctuado a lo largo del tiempo. Ninguno de los tres productos tiene un uso industrial conocido, hecho que dificulta la identificación del proceso que los produce y desconcierta a la comunidad científica.

Nature Research Highlights 

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Unexpected nascent atmospheric emissions of three ozone-depleting hydrochlorofluorocarbons», de M. K. Vollmer et al., en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 118(5):e2010914118, publicado el 2 de febrero de 2021.

Revistas relacionadas

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.