Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

24 de Octubre de 2018
Pediatría

Detectar los problemas gastrointestinales en el autismo

Un breve cuestionario para los padres podría ayudar a identificar las dolencias gastrointestinales en los niños con trastorno del espectro autista.

Los problemas gastrointestionales pueden tener importantes efectos en la conducta de los niños con autismo; no obstante, a menudo resulta difícil identificarlos. [iStock/ Mediaphotos]

Con frecuencia, la ira, la agresión y otras conductas problemáticas de los niños con trastorno del espectro autista (TEA) se asocian con alteraciones psicológicas; sin embargo, en muchos casos ese comportamiento se debe a una disfunción gastrointestinal (estreñimiento o diarrea, entre otras).

Un estudio publicado en Journal of Autism and Developmental Disorders  sugiere que un cuestionario breve (de 17 preguntas) para los padres o cuidadores principales podría ayudar a identificar los problemas gastrointestinales en los niños con TEA.

Común en el autismo, pero difícil de detectar

«Los problemas gastrointestinales pueden ser dolorosos e incapacitantes; también pueden tener importantes efectos en el comportamiento de un niño», afirma Kara G. Margolis, del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia y autora principal del estudio. Se calcula que este tipo de dolencias son cuatro veces más comunes en niños con autismo que en la población infantil general. No obstante, a menudo resulta complicado detectar los problemas gastrointestinales en los niños con TEA, ya que muchos de ellos no hablan; otros, a causa de alteraciones en el procesamiento sensorial, no logran identificar qué les provoca malestar.

Para el estudio, los investigadores pidieron a 131 padres de hijos con autismo que respondieran un cuestionario con 35 preguntas diseñadas para evaluar determinados signos observables (arcadas durante la comida, presión sobre el abdomen y arqueo de la espalda, entre otros) relacionados con tres afecciones gastrointestinales comunes: estreñimiento, diarrea y enfermedad por reflujo gastroesofágico. A continuación, solicitarion a gastroenterólogos pediátricos, quienes desconocían las respuestas de los padres, que examinaran a los niños.

Más investigación

Los datos obtenidos permitieron a los autores determinar 17 ítems para identificar los problemas gastrointestinales más comunes en los niños con TEA. De esta manera, demostraron que un 84 por ciento de los participantes padecía problemas gastrointestinales. Pero un tercio de los niños que dieron positivo para un trastorno gastrointestinal no presentaba dicha dolencia. «Esta tasa de falsos positivos nos parece aceptable, dado que la prueba identificó correctamente más del 80 por ciento de los participantes que tenían problemas gastrointestinales», indica Margolis.

Con todo, los autores advierten que la investigación se realizó con un número reducido de participantes. Por ello, uno de sus próximos objetivos estriba en confirmar los resultados a través de nuevos estudios.

Fuente: Universidad de Columbia

Referencia: «Development of a brief parent-report screen for common gastrointestinal disorders in autism spectrum disorder», de K.G. Margolis, T.M. Buie, , J.B. Turner et al. , publicado en línea en Journal of Autism and Developmental Disorders, el 22 de octubre 2018.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.