Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

17 de Febrero de 2021
Enseñanza

Dibujar contribuye al aprendizaje

Los dibujos pueden ayudar a aprender a los escolares, sobre todo, materias de ciencia.

A través del dibujo, los alumnos aprenden de manera activa y memorizan mejor. [iStock/ Ulianna]

Dibujar puede ayudar al aprendizaje. A grandes rasgos, y según una investigación publicada en Current Directions in Psychological Science y en la que se han evaluado más de 50 estudios con, en total, unos 8.000 participantes, el dibujo resulta especialmente eficaz para memorizar.

Dependiendo del objetivo de aprendizaje, dibujar tiene efectos entre débiles y fuertes en comparación con la lectura, sostienen las psicólogas y autoras Shaaron Ainsworth, de la Universidad de Nottingham, y Katharina Scheiter, de la Universidad de Tubinga. Así, en el aprendizaje de los hechos resulta de mayor utilidad que en el aprendizaje por transferencia. Pero incluso en este último caso, ofrece una ventaja adicional: cuando los alumnos de sexto de primaria leyeron un texto sobre el efecto invernadero y posteriormente respondieron a preguntas de transferencia sobre el mismo, los mejores de ellos se beneficiaron más de haber dibujado el contenido del texto después de leerlo que de haberlo reproducido verbalmente.

Las autoras explican que los alumnos extraen una red de elementos y sus relaciones a partir de un texto. De esta manera, no solo representan la información que ya tienen en la cabeza, sino que la trabajan de manera activa. Ello tiene un efecto sobre los pensamientos. Además, el dibujo les ofrece un anclaje a partir del cual pueden elaborar juntos nuevas ideas y combinar puntos de vista. Los equipos de dos personas tienden más a producir representaciones visuales abstractas que los que trabajan solos, informan Ainsworth y Scheiter.

No se requiere un talento especial

Según demostró Ainsworth, junto con otros científicos, en 2020, dibujar puede servir para una variedad de objetivos de aprendizaje, como representar algo con detalle (por ejemplo, una célula bajo un microscopio). El método ya se utiliza, sobre todo, en las clases de ciencias. Mas el dibujo no resulta igual de beneficioso para todas las tareas. Así, resulta especialmente útil para las actividades que requieren un pensamiento espacial en dos dimensiones. Por otro lado, a veces los escolares también necesitan un apoyo para dibujar, en forma de ilustración o modelo realizado por un experto. Estas imágenes pueden resultar tan eficaces como dibujar uno mismo.

En la mayoría de los países, se dedica poco o ningún tiempo a la enseñanza de este tipo de dibujo. Por ello, quien quiera utilizar esta herramienta pedagógica debe tener en cuenta que los niños no están entrenados en esta actividad, por lo que pueden temer no hacerlo suficientemente bien. Una preocupación innecesaria: no hace falta ningún talento especial para dibujar algo que ayuda a la propia memoria.

Christiane Gelitz

Referencia: «Learning by drawing visual representations: Potential, purposes, and practical implications». S. A. Ainsworth y K. Scheiter en Current Directions in Psychological Science, vol. 30, n.o 1, págs. 61-67, febrero de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.