10 de Junio de 2021
Obesidad

Diferencias cerebrales en los niños obesos

Las alteraciones en el sistema de recompensa del cerebro se asemejan a las que presentan las personas con un trastorno obsesivo-compulsivo.

El cerebro de los niños con obesidad muestra alteraciones similares a las que se presentan en el trastorno obsesivo-compulsivo. [iStock/ Constantinis]

El cerebro de los niños con obesidad muestra alteraciones en la corteza orbitofrontal y la amígdala similares a las que se observan en el trastorno obsesivo-compulsivo y el síndrome de Prader-Willi. A esta conclusión han llegado científicos del Hospital del Mar y del Instituto de Salud Global de Barcelona tras explorar el encéfalo de 230 niños con edades comprendidas entre los 8 y 12 años. Los hallazgos se publican en la revista Cerebral Cortex.

A través del análisis de neuroimágenes por resonancia magnética funcional, los autores hallaron alteraciones y una hiperexitación en dos regiones cerebrales de los niños con obesidad: la corteza orbitofrontal y la amígdala, estructuras que incluye el sistema cerebral de recompensa. Este sistema desempeña un papel importante en la evaluación del valor reforzante de la comida; además, interviene en las decisiones complejas, entre ellas, las relacionadas con la alimentación. Las regiones alteradas también se encuentran conectadas con la corteza somatosensorial, región relacionada con la representación del propio cuerpo.

Los resultados apoyan la idea de que la obesidad infantil no se asocia solo con malos hábitos alimentarios, sino que existe una disfunción del sistema de recompensa cerebral que caracteriza a los trastornos de control de la conducta, como el trastorno obsesivo-compulsivo, indican los autores. «El niño obeso sufre mucho su problema y la idea obsesiva acerca de la comida», explica Laura Blanco-Hinojo, una de las autoras del estudio, en un comunicado de prensa. Y añade: «La comida no le tranquiliza, no disfruta, solo le quita la ansiedad de forma parcial.»

Con todo, los investigadores indican que el estudio no permite determinar si la obesidad genera las alteraciones cerebrales o si son estas las que provocan el sobrepeso y la obesidad.

La redacción

Referencia: «Dysfunctional brain reward system in child obesity». Jesús Pujol et al., publicado en línea en Cerebral Cortex, 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.