24 de Agosto de 2022
Lenguaje corporal

El abecé del tacto social

Acariciar, tocar o sujetar: la forma en que las personas establecen contacto con las manos difiere solo en algunos detalles, pero transmite mensajes que el receptor es capaz de entender de manera intuitiva.

Es posible que exista un lenguaje estandarizado e intuitivo del tacto social. [FIZKES/ GETTY IMAGES/ ISTOCK]

Tocar con la mano el brazo de otra persona puede comunicar distintos mensajes. Estos suelen entenderse de forma intuitiva, incluso por congéneres que nos son desconocidos. A esta conclusión ha llegado un grupo dirigido por Sarah McIntyre, de la Universidad de Linköping, y cuyo trabajo publica Psychological Science. Según escriben los autores: «El tacto es una poderosa herramienta de comunicación, pero tenemos un conocimiento limitado del papel que desempeñan las características físicas particulares de la comunicación táctil interpersonal».

Para su estudio, el equipo solicitó a 50 personas que transmitieran a su compañero uno de seis mensajes posibles tocándole el antebrazo. A continuación, estos últimos debían indicar lo que habían entendido: ¿amor, felicidad, tristeza, gratitud, calma o atención? Para evitar que el mensaje llegara a través de otros canales sensoriales, los voluntarios no podían emitir ningún sonido ni verse entre sí. Con todo, los voluntarios «tocados» siempre lograban reconocer el mensaje mejor de lo que cabría esperar por azar. Después de cambiar los papeles, la comunicación funcionó aún mejor.

Mediante un seguimiento en 3D, los investigadores indagaron las características de los distintos tipos de tacto. Así, por ejemplo, las manos de quienes tocaban se movían con mayor rapidez cuando se trataba de transmitir el mensaje de felicidad o de atención. En ambos casos, los dedos golpeaban una pequeña zona de la piel. Ahora bien, si se trataba de felicidad, se hacía con diversos dedos; en el caso de comunicar atención, con uno o dos. Las caricias lentas eran características de los gestos afectivos y tranquilizadores, mientras que el contacto prolongado en una región más reducida mostraba amor. Las caricias muy lentas con toda la mano y en una área amplia denotaban tristeza, de la misma manera que sujetar el brazo. En cambio, apretar con toda la mano transmitía gratitud.

Después de entrenar a participantes «emisores» para que efectuaran los toques de forma estandarizada, se comprobó que los mensajes se recibían igual de bien entre personas desconocidas que entre las que mantenían una relación estrecha. Los autores concluyen que puede existir una suerte de «vocabulario del tacto», un «lenguaje estandarizado e intuitivo del tacto social». Este trabajo es el primero en descifrar los detalles físicos del tacto, afirma el grupo. Sin embargo, sigue permaneciendo abierta la cuestión de si el tacto se entiende de la misma forma en todo el mundo. Los participantes de este estudio eran en su totalidad adultos de Suecia.

Christiane Gelitz

Referencia: «The language of social touch is intuitive and quantifiable». Sarah McIntyre et al., publicado en línea en Psychological Science en agosto de 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.