10 de Octubre de 2016
Cambio climático

El acuerdo de París entrará en vigor tras la ratificación de la UE

La adhesión de la UE y de siete Estados miembros supone rebasar el umbral de emisiones exigido para la formalización del pacto.

Emblema de la 21.ª Conferencia Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), celebrada en París a finales de 2015. [COP21]

El acuerdo climático de París entrará el vigor el próximo mes, después de que el Parlamento Europeo votase el pasado 4 de octubre a favor de su ratificación. Para hacerse efectivo, el pacto alcanzado en 2015, que persigue mantener el calentamiento global «muy por debajo» de los 2 grados centígrados con respecto a las temperaturas preindustriales, debía ser ratificado o suscrito formalmente por un mínimo de 55 países y cubrir el 55 por ciento de las emisiones mundiales. Hasta ahora se habían adherido más de 60 naciones, entre las que se contaban China y Estados Unidos. La firma de la Unión Europea, el tercer emisor mundial de gases de efecto invernadero, implica ahora la consecución del segundo umbral.

La UE ya había acordado recortar sus emisiones para 2030 en un 40 por ciento con respecto a los niveles de 1990. Sin embargo, cada uno de los Estados miembros debe ratificar el pacto de París por separado, y se temía que una falta de acuerdo en la manera de repartir la carga total de la UE entre los distintos países retrasase su entrada en vigor hasta 2017. También se dudaba sobre si la decisión del Reino Unido de abandonar la UE supondría demoras adicionales.

De manera inesperada, los mandatarios europeos aprobaron hace unos días que la UE, que hace tiempo que aboga por un acuerdo internacional sobre el clima, debía acelerar sus pasos. «Habría sido muy embarazoso para la UE retrasar el inicio del acuerdo de París», sostiene Oliver Geden, jefe de la División de Investigación de la UE y miembro del Instituto Alemán para Asuntos Internacionales y de Seguridad, con sede en Berlín.

Como consecuencia de la decisión del Parlamento Europeo, la UE presentó su adhesión oficial al pacto en la sede de la ONU, en Nueva York, a finales de la semana pasada. Dado que no todos los Estados miembros han actuado con la misma celeridad, aún no está claro si todas las emisiones de la UE pueden considerarse parte del acuerdo. Sin embargo, siete países (Francia, Hungría, Austria, Alemania, Eslovaquia, Portugal y Malta) presentaron su ratificación junto con la UE, lo que supone una cuota de emisiones suficiente para la formalización del pacto.

El acuerdo de París entrará en vigor 30 días después de que la ONU recibiese un número de ratificaciones que diesen cuenta del 55 por ciento de las emisiones globales. Eso implica que el pacto se hará efectivo antes de la próxima cumbre del clima, que comenzará el próximo 7 de noviembre en la ciudad de Marrakech. «A pesar de sus conflictos internos, la UE ha demostrado que aún es capaz de actuar. Se trata de un éxito diplomático y de una verdadera sorpresa», concluye Geden.

—Quirin Shiermeier/Nature News (Artículo actualizado para reflejar la adhesión formal de la UE y de siete Estados miembros ante la ONU.)

Más información en la página web de la Convención Marco sonbre el Cambio Climático de la ONU (UNFCCC).

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.