Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 2018
Arqueología

El Amazonas precolombino estaba muy poblado

Los arqueólogos están cada vez más convencidos de que donde hoy crece una espesa vegetación vivió una población abundante, bien organizada en aldeas, antes de que Colón llegase a América.

El asentamiento Mt05, en la cuenca sur del Amazonas: un cerco redondo, de unos 140 metros de diámetro, sobre una colina. No solo en los llanos inundables junto a los grandes ríos, sino también en los espacios interfluviales de la Amazonía vivieron cientos de miles de personas en tiempos precolombinos. Un total de dos millones para todo la Amazonía podría quedarse corto ante los últimos hallazgos [José Iriarte].

Desde hace más de diez años, los arqueólogos viene reuniendo más y más pruebas de que en la cuenca sur del Amazonas, en la selva húmeda, se estableció antaño una cultura: es probable que allí viviesen numerosos seres humanos, en poblados ampliamente diseminados, mucho antes de que un americano descubriese a Colón, recién llegado desde el otro lado del océano. Un nuevo estudio ha reunido ahora los vestigios recién descubiertos y otros hallazgos para poder hacerse una idea del tamaño de la población que habitaba en una franja de unos 1800 kilómetros de largo al sur del Amazonas en los tiempos de la Baja Edad Media europea. Quizá hubo allí hasta un millón de personas antes de 1500, calcula un grupo de científicos en Nature Communications.

El equipo de Jonas Gregorio de Souza, de la Universidad de Exeter, han buscado en imágenes tomadas por satélite las huellas de viejos poblamientos en el curso alto del Tapajós, uno de los gigantescos afluentes meridionales del Amazonas. Basándose en las indicaciones de las imágenes, identificaron 81 posibles asentamientos desconocidos hasta ahora, de pequeños sitios de solo 30 metros de ancho a otros de 400, lugares que estuvieron rodeados por cercas, cimentadas en zanjas que aún son visibles, y con calles o caminos rehundidos, callejas y plazas centrales. Escogieron 24 de esos antiguos poblados para excavar su suelo y sacaron a luz vestigios de una antigua ocupación: vertederos, restos de cerámica, hachas de piedra pulimentada y restos de terra preta, el típico suelo negro, abonado, que ya era habitual en tiempos precolombinos en la Amazonía.

No cabe duda de que el Alto Tapajós estuvo muy poblado, aunque fuese más en la forma de muchos lugares ampliamente diseminados y pequeños que en la de grandes centros culturales, como ocurría con los incas, por ejemplo. Es la misma impresión que se desprende de los trabajos de los diversos equipos que, desde los años noventa, han estado encontrando, más al este, vestigios precolombinos de asentamientos de los xingu (unos pueblos de cerca del río Xingu que en buena parte se desplazaron a otras zonas huyendo y que fueron diezmados por enfermedades venidas de fuera). Allí encontraron los arqueólogos indicios de una compleja ordenación espacial de los lugares principales, lo que parece indicar una estructura social organizada. En general, defiende Gregorio de Souza, la ocupación de la Amazonía fue mucho mayor de lo que los primeros hallazgos hicieron pensar. Debió de ofrecer cobijo a muchas más personas de lo que se creía.

Jan Osterkamp / spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Pre-Columbian earth-builders settled along the entire southern rim of the Amazon», de Jonas Gegorio de Souza et al. en Nature Communications, publicado en Internet el 27 de marzo de 2018.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.