Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

19 de Abril de 2021
Materiales

El blanco más blanco del mundo

Ese blanco refleja tanta luz y calor que no se calienta ni siquiera expuesto a un sol intenso. En los tejados podría servir para refrigerar y quizá hasta podría sustituir al aire acondicionado.

Con sulfato de bario se ha elaborado el «blanco más blanco» [Universidad Purdue /Jared Pike].

En cierto modo, el color Vantablack es legendario. Se le conoce también como el negro más negro del mundo: absorbe casi toda la luz que recibe. Ahora, unos científicos de la Universidad Purdue, en West Lafayette, han producido su contrapartida: el blanco, hasta ahora, más blanco. Refleja el 98,1 por ciento de la luz que incide en él.

En la revista especializada ACS Applied Materials & Interfaces dan los detalles de su invento. El color consiste principalmente en sulfato de bario, que desde épocas históricas se usa como pigmento blanco. Con él, «en teoría se puede hacer que [las cosas] reflejen muy, muy intensamente, y eso quiere decir hacer que sean muy, muy blancas», explica uno de los miembros del equipo, Xiangyu Li, también de la Universidad Purdue.

El primer truco ha sido aplicar mucho sulfato de bario. El segundo, prepararlo en forma de partículas de diferente tamaño. El grado en que un gránulo así refleja la luz depende mucho de su tamaño. Mediante una variedad de tamaños la reflectividad aumenta a lo largo de todo el espectro de la luz. Hasta la luz infrarroja se refleja, escriben los investigadores en un comunicado.

Así, una superficie pintada con ese blanco se vuelve más fría que el entorno: en ensayos con superficies pequeñas la diferencia de temperatura era de unos diez grados de noche y cuatro y medio a pleno sol. En un tejado de cien metros cuadrados de área el color llegaba a tener un rendimiento enfriador de diez kilovatios.

El sulfato de bario es una sustancia industrial básica; no tiene nada de extraño su uso en la extracción de petróleo. Se fabrican millones de toneladas al año. No hace mucho, los investigadores crearon otro «blanco más blanco», este con un pigmento de carbonato cálcico (fundamento de la caliza). Así, tenía una base de partida más barata y disponible. Sin embargo, con una reflectividad de 95,5 por ciento, era peor que su producto más reciente. Los colores comerciales reflectores del calor solo reflejan entre un 80 y un 90 por ciento de la luz solar; pueden, en efecto, dificultar el calentamiento, pero enfriar, escriben los científicos, no pueden hacerlo. 

Jan Dönges

Referencia: «Ultrawhite BaSO4 Paints and Films for Remarkable Daytime Subambient Radiative Cooling», de  Xiangyu Li, Joseph Peoples, Peiyan Yao y Xiulin Ruan, en ACS Applied Materials and Interfaces, 15 de abril de 2021.

Revistas relacionadas

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.