Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

17 de Marzo de 2020
PALEONTOLOGÍA

El diminuto cráneo de un dinosaurio de dos gramos

El fósil, que se halla conservado en ámbar y tiene 100 millones de años de antigüedad, pertenece a lo que tal vez fue el dinosaurio más pequeño que haya existido.

Cráneo conservado en ámbar del diminuto dinosaurio Oculudentavis khaungraae, con pico y grandes ojos. [Lida Xing]

Un diminuto espécimen exquisitamente conservado en ámbar durante casi 100 millones de años es probablemente el dinosaurio más pequeño jamás descubierto.

El cráneo del animal, recién descrito en Nature, mide menos de dos centímetros de longitud, lo que sugiere que tendría el tamaño del colibrí zunzuncito (Mellisuga helenae), el ave viva más pequeña. Su descubrimiento podría ayudar a entender cómo tales criaturas adquirieron un tamaño tan pequeño durante la evolución.

«El ejemplar nos revela un nuevo linaje de aves», comenta Jingmai O'Connor, paleontóloga del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia China de las Ciencias en Beijing, que codirigió el estudio. O'Connor y su equipo asignaron al animal un nuevo género y especie: Oculudentavis khaungraae. El nombre del género significa «pájaro de ojos y dientes». El dinosaurio pesaría quizás dos gramos y vivió durante la era Mesozoica, hace entre unos 250 millones y 65 millones de años.

El fósil, descubierto en el estado de Kachin, en el norte de Birmania, y datado en 99 millones de años de antigüedad, está excepcionalmente bien conservado para un espécimen de su tamaño, explica O'Connor. Su pequeño pico está cubierto de docenas de dientes afilados, lo que sugiere que en vida se alimentó de insectos y otros pequeños invertebrados. Sus ojos sobresalen a ambos lados del cráneo, lo que significa que, a diferencia de la mayoría de los depredadores modernos, este dinosaurio carecía de visión binocular. Y el tamaño y la edad del ejemplar significan que la miniaturización en las aves ocurrió mucho antes de lo que los científicos pensaban.

«Es un espécimen verdaderamente asombroso», opina Amy Balanoff, bióloga evolutiva de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland. El registro fósil presenta un sesgo, con mayor abundancia de grandes animales, ya que pueden conservarse más fácilmente en las rocas sedimentarias. Pero si la interpretación de los autores es correcta, apunta, es una prueba de que la diversidad ecológica y morfológica que vemos en las aves modernas se remonta a mucho tiempo atrás. «Y dondequiera que encaje, sigue siendo un fósil importante», añade.

Las investigaciones futuras sobre el fósil, como la búsqueda de biomoléculas en su tejido blando preservado, exigirán avances en las técnicas científicas para que no dañen la muestra, afirma O'Connor.

Si bien los especímenes de ámbar pueden ofrecer una ventana detallada al pasado, el descubrimiento del fósil en el norte de Birmania, devastada por la guerra, pone de relieve un dilema al que se enfrentan muchos científicos que trabajan con este material, explica Victoria McCoy, paleontóloga de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee. Las condiciones en las minas de ámbar del país, así como su situación política, han hecho que algunos científicos se pregunten si deberían continuar trabajando con estos fósiles. Y aunque McCoy sigue haciéndolo, «es algo sobre lo que todos deberíamos reflexionar mientras llevamos a cabo este tipo de investigaciones», concluye.

Giuliana Viglione

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Hummingbird-sized dinosaur from the Cretaceous period of Myanmar». Lida Xing et al. en Nature, vol. 579, págs. 245-249, marzo de 2020.

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.