Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

29 de Julio de 2020
Paleontología

El dinosaurio más pequeño del mundo es probablemente un lagarto

Se ha retirado un artículo que informaba del hallazgo de un pequeño espécimen de hace cien millones de años ante nuevos datos relativos a un fósil parecido.

Se creía que este fósil atrapado en ámbar era un dinosaurio, pero es probable que se trate de un lagarto [Lida Xing].

Un artículo importante comunicaba el descubrimiento de unos restos que, se pensaba, pertenecieron al más pequeño de los dinosaurios similares a aves. Nuevas pruebas indican que el espécimen de hace casi cien millones de años atrapado en ámbar y hallado en la actual Myanmar podría ser en realidad un lagarto, es decir, podría haber formado parte de un grupo distinto de reptiles.

Los autores del artículo, publicado en Nature el 11 de marzo, dicen que su descripción original del fósil, un cráneo como de ave de menos de dos centímetros de largo con una boca con docenas de dientes, sigue siendo cierta. Pero reconocen que clasificarlo como de dinosaurio, no lo es.

El escepticismo acerca de la clasificación de aquel animal encerrado en ámbar cundió inmediatamente tras la publicación del artículo de marzo. En una prepublicación aparecida en el servidor bioRxiv, unos paleontólogos sostuvieron que el fósil era un lagarto, no un dinosaurio (este trabajo no ha sido revisado aún por pares). Los autores del artículo original publicaron una réplica, que tampoco ha sido revisada por pares. Pero otro equipo de investigación enseñó a los autores unos datos aún no publicados que describían un fósil parecido, al que habían clasificado como lagarto. Esos datos contradicen la clasificación taxonómica original, según la retractación hecha pública en Nature el 22 de julio. (La redacción de noticias de Nature es independiente editorialmente de la redacción de esa revista).

Los nuevos datos «dicen de modo definitivo que estábamos equivocados», en palabras de Jingmai O'Connor, paleontóloga del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia China de Ciencias, en Pekín, que codirigió el estudio ahora retirado. Pero, alega, no se podrá reclasificar el espécimen mientras no se publiquen los datos del otro fósil.

Andrea Cau, paleontólogo de vertebrados en Parma, era uno de los científicos que puso en duda la clasificación original. El fósil tenía varios caracteres típicos de los lagartos que no se habían visto nunca antes en un fósil de esa era que fuese semejante a un ave, dice Cau. Y como tantos de los caractereres del espécimen son como de lagarto (unos diez, según su cuenta), «la idea de que fuera en realidad un lagarto no se podía descartar». Cau no se ha sorprendido de la retractación, y señala que las reclasificaciones, especialmente las de especímenes fósiles incompletos, no son raras en esta disciplina.

Aunque ya no se cree que el fósil sea el dinosaurio más pequeño conocido, O'Connor y Cau mantienen que sigue llamando la atención por su inusual combinación de características. «El espécimen sigue siendo muy interesante para la ciencia».

Giuliana Viglione / Nature News

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Hummingbird-sized dinosaur from the Cretaceous period of Myanmar», de Lida Xing et al., en Naturevolumen 579páginas 245-249 (2020).

Más información en Retraction Watch.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.