8 de Septiembre de 2010
Alzheimer

El ejercicio mental puede 'acelerar' la demencia

Mantener la mente activa ayuda a retrasar la enfermedad de Alzheimer, pero una vez que ésta aparece, el 'ejercicio cerebral' puede acelerar el deterioro cognitivo de la persona.
A partir de un estudio longitudinal con un total de 1157 probandos, investigadores del Centro Universitario Rush de Chicago han comprobado que si bien el ejercicio mental habitual retrasa la aparición del alzheimer, puede, en contrapartida, acelerar la enfermedad una vez diagnosticada. Bajo la dirección de Robert investigador Robert Wilson, los científicos realizaron durante 12 años el seguimiento de los participantes en el estudio, todos ellos mayores de 65 años y sin síntomas de trastorno mental. Al comienzo del estudio, los investigadores registraron, a través de una escala diseñada especiamlmente para la investigación, la frecuencia con la que los sujetos solían realizar ejercicios mentales en su vida cotidiana.

Algunas de las actividades que tenía en cuenta la encuesta eran: ver televisión, escuchar la radio, leer, jugar a las cartas o a juegos de mesa, así como visitar museos.

La función cognitiva fue evaluada periódicamente. Asimismo, se incluyeron cuatro evaluaciones de corta duración, entre ellas, el MMSE (Mini-Mental State Examination), pruebas de memoria de la palabra inmediata y retardada, además de la prueba SDMT (Symbol Digit Modalities Test). Luego, sometieron a los participantes en intervalos de varios años a pruebas clínicas estandarizadas.

"La actividad cognitiva más frecuente fue la relacionada con el deterioro más lento en aquellos sujetos sin daño cognitivo y el deterioro cognitivo más rápido en las personas con enfermedad de Alzheimer; sin ningún efecto en el deterioro cognitivo leve", según indican Wilson y sus colegas.También señalan que "personas cognitivamente activas desarrollan demencia" presumiblemente cuando la carga patológica se torna insoportable.

Por ahora, los científicos sólo pueden especular sobre la razón de la acelaración del deterioro cognitivo en estas personas. La actividad mental parece no proteger frente a los daños cerebrales causados por la enfermedad de Alzheimer, sino sólo compensar sus consecuencias. Cuando la patología se manifiesta, la merma se encuentra ya muy avanzada. Por otra parte, estos datos no permiten afirmar que suceda lo mismo en otras formas de demencia con un desarrollo menos pronunciado.

Wilson y sus colegas sugieren fomentar un cambio de vida en el estimulo mental durante la vejez. Así, las actividades mentales 'tradicionales' en las que tan sólo se entrena una sola competencia -como resolver cucigramas o montar puzzles-, deberían sustituirse por nuevas metas: por ejemplo, asistir a la universidad o a la escuela de adultos o realizar trabajos voluntarios.




Fuente: Spektrumdirekt


Más información: Neurology

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.