21 de Marzo de 2018
Neurociencia

El espaciado de letras podría ayudar a mejorar la lectura de los niños

Este efecto no se encuentra relacionado con el procesamiento visual, como se pensaba hasta ahora.

El llamado efecto del espaciado de letras, que facilita la lectura tanto a niños como a adultos, podría estar relacionado con el proceso de leer, y no con el procesamiento visual, como se pensaba hasta ahora. [iStock/ Tatiana Tomsickova]

El aumento del espacio entre las letras ayuda a niños y adultos a leer, pero no debido al procesamiento visual, como se pensaba hasta ahora. Según han publicado en Brain Research investigadores de la Universidad de Binghamton, este efecto se encuentra relacionado con una fase específica del proceso de lectura.

«Queremos saber cómo la actividad cerebral de los niños que presentan dificultades para aprender a leer difiere de los que no las tienen», indica Elizabeth Sacchi, autora principal del estudio. El llamado efecto espaciado de letras facilita, tanto en niños como en adultos con o sin deterioro de la lectura, a leer más rápido y con mayor fluidez cuando aumentan los espacios entre las letras en palabras.

Durante el proceso de lectura

Los investigadores midieron la actividad cerebral de escolares mientras veían imágenes de palabras, letras que formaban pseudopalabras pronunciables y cadenas de consonantes, entre otros estímulos. Partían de la hipótesis de que si el efecto de espaciado de letras se debía al procesamiento visual, sería más fácil responder a todos esos caracteres. «El aumento del espaciado se mostró muy útil para las palabras, pero menos para las pseudopalabras y las cadenas de consonantes», explica Sacchi.

El hallazgo de que los estímulos más similares a palabras beneficiaba la respuesta revelaba que el beneficio ocurría durante un proceso de lectura específico, no tanto en una fase «puramente visual», señalan los autores. «Todavía no sabemos exactamente dónde influye el espaciado de las letras, pero si logramos descubrirlo, podremos usarlo de forma más eficaz.», afirma Sacchi. Y agrega: «Este hallazgo puede facilitar el desarrollo de intervenciones más específicas para los lectores con dificultades».

La científica prevé centrar las próximas investigaciones en averiguar si el espaciado de letras influye en el procesamiento de la información del sonido (fonemas) durante la lectura. «Se trata de pasar por las diferentes etapas de la lectura para intentar encontrar exactamente dónde el espaciado de letras entra en juego», concluye Sacchi.

Fuente: Universidad de Binghamton

Referencia: «An event-related potential study of letter spacing during visual word recognition». Elisabeth Sacchi et al. en Brain Research, vol. 1684, págs. 9-20, 2018.

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.