Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

26 de Febrero de 2020
Psicología social

El estrés aporta un beneficio social

Las personas estresadas tienden a buscar, pero también a dar, apoyo emocional.

Si bien el estrés puede conducir a resultados negativos para la salud, también aporta beneficios sociales. [iStock/ CreativaImages]

Seguramente, la cara más conocida del estrés sea la menos amable: sentirse agobiado, tenso, sobrecargado e, incluso, desesperado. También se han investigado más sus posibles efectos secundarios, como depresión, hipertensión o alteración del sistema inmunitario. Un reciente estudio sugiere que, a pesar de sus consecuencias negativas, puede conducir a un sorprendente beneficio social. Los científicos han descubierto que experimentar estrés aumenta nuestra tendencia a dar y recibir apoyo emocional. Al parecer, esos efectos perduran más de 24 horas.

«El estrés podría ayudarnos a lidiar con situaciones negativas al llevarnos a estar con otras personas» afirma en un comunicado de prensa David Almeida, de la Universidad Estatal de Pensilvania y uno de los autores del trabajo. Los resultado se publican en Stress and Health.

Las mujeres, más interactivas

Para el estudio, los investigadores entrevistaron a lo largo de ocho días a 1.622 personas al finalizar la jornada. Les preguntaron sobre las causas que les habían producido estrés ese día y si dieron o recibieron apoyo emocional. Los motivos de estrés incluían acontecimientos en el trabajo o la escuela y sucesos en el hogar. En promedio, la tendencia a dar o recibir apoyo emocional aumentaba más del doble en los días que habían sufrido una situación estresante. También se incrementaba un 26 por ciento la posibilidad de experimentar esa situación social al día siguiente. El efecto difería ligeramente entre mujeres y varones.

«Las mujeres tienden a participar más en dar y recibir apoyo emocional que los hombres», señala Hye Won Chai, coautor del estudio. «Nuestros resultados respaldan hallazgos anteriores que revelan que ellas son más propensas a buscar apoyo emocional cuando se encuentran estresadas». Aunque los hombres también mostraban más probabilidades de participar en ese apoyo emocional en los días en que estaban estresados, lo hacían en menor medida que las mujeres.

Por otra parte, a los investigadores les llamó la atención que el estrés estuviera relacionado con personas que no solo recibían apoyo emocional, sino que también lo brindaban. En un principio, consideraron que ofrecer apoyo emocional era un factor estresante, pero reconsideraron ese supuesto cuando descubrieron que el efecto se mantenía al día siguiente. «Es posible que el estrés nos ayude a acudir a otras personas y a hablar sobre problemas: sus problemas y mis problemas», sugiere Almeida.

Los resultados podrían contribuir a mejorar y diseñar intervenciones más adecuadas para combatir el estrés, apuntan los autores. «Los hallazgos revelan que una intervención orientada hacia la interacción social podría ser muy beneficiosa. Si, cuando estamos estresados, nos sentimos atraídos hacia otras personas para obtener ayuda, las intervenciones podrían beneficiarse al incorporar a las personas que nos rodean»», concluye Almeida.

Fuente: Universidad Estatal de Pensilvania

Referencia: «Daily stressors facilitate giving and recieving of emotional support in adulthood». Susanna Joo et al., publicado en línea el 20 de enero de 2020 en en Stress and Health.

Contenidos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.