Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 28/06/2018

Diabetes

¿El fin de las inyecciones de insulina?

Una nueva fórmula oral podría acabar con el dolor y la fobia a las agujas que experimentan los pacientes con diabetes mellitus de tipo I.

PNAS

Menear

Desarrollan una nueva fórmula que permitiría la administración de insulina por vía oral. [Pixabay]

Considerada la epidemia del siglo XXI, la diabetes mellitus no solo afecta a una parte importante de la población, sino que además el número de nuevos casos crece cada año. De entre los tipos más frecuentes destaca la diabetes de tipo I. De origen autoinmunitario y desarrollo en edades tempranas, esta enfermedad se caracteriza por la progresiva desaparición de las células beta del páncreas, responsables de la producción de insulina. Por consiguiente, la administración de esta hormona resulta indispensable para los pacientes afectados.

Hasta la fecha, el tratamiento consiste principalmente en inyecciones subcutáneas que generan cierto rechazo a causa del dolor y el miedo asociados con las agujas. Ahora, sin embargo, un grupo de científicos, liderado por Amrita Banerjee de la Universidad de California en Santa Bárbara y Samir Mitragotri de la Universidad de Harvard, podría haber hallado una solución: pastillas de insulina. La revista Proceedings of the National Academy of Sciences publica las conclusiones del estudio.

La administración de proteínas u hormonas por vía oral no resulta tarea sencilla. En primer lugar, el ácido clorhídrico presente en el estómago degrada el compuesto proteico. De superar este obstáculo, la molécula hallaría un nuevo ambiente hostil en el intestino, pues las numerosas enzimas digestivas la inactivarían. Finalmente, la pequeña fracción de fármaco que pudiera permanecer intacta difícilmente se absorbería. La fórmula desarrollada por los científicos, no obstante, sortearía con éxito dichas barreras gastrointestinales.

Según los resultados, la mezcla CAGE, compuesta por colina, un nutriente esencial que participa en varias funciones fisiológicas, y ácido geránico, una sustancia aromatizante ampliamente usada en la industria alimentaria, protegería la insulina, a la vez que facilitaría su asimilación. En concreto, los experimentos realizados en ratas mostraron que la administración de la hormona, junto con CAGE, en píldoras recubiertas redujo la concentración de glucosa en sangre hasta un 45 por ciento. Además, y a diferencia de la inyección subcutánea cuya acción terapéutica desaparece después de 4 horas, dicho efecto perduró a lo largo de 12 horas.

En su trabajo, los autores destacan, asimismo, la biocompatibilidad de la fórmula, ya que no daña el tejido intestinal, así como su alta estabilidad, de hasta 2 meses a temperatura ambiente. Futuros estudios preclínicos confirmarán el potencial terapéutico del hallazgo.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Ionic liquids for oral insulin delivery», de A. Banerjee et al. en Proceedings of the National Academy of Sciences, 201722338, publicado el 25 de junio de 2018.

Artículos relacionados