Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 05/12/2018

Percepción

El secreto de las personas expertas en caras

Los «superfisonimistas» centran su atención en los ojos y la boca de los rostros que observan.

Psychological Science

Menear

Las personas expertas en reconocer caras son capaces de identificar un rostro aunque solo lo hayan visto una vez. [iStock/ Andrey Popov]

Nuestra capacidad para reconocer caras difiere mucho de persona a persona. Hay quienes no olvidan nunca una cara; son los llamados «superfisonomistas». Al otro extremo se encuentran los individuos que presentan problemas para identificar cualquier rostro; un trastorno que se conoce con el nombre de prosopagnosia.

Un equipo dirigido por Jessica Tardif, de la Universidad de Montreal, ha investigado cómo varía el uso de la información que hacen las personas expertas en reconocer caras en comparación con las que sufren prosopagnosia. Según han descubierto, cuanto más en detalle se registran ciertas características faciales, mejor se reconoce la cara después. El hallazgo se publica en Psychological Science.

Puntos estratégicos

Los investigadores propusieron dos pruebas de reconocimiento de rostros a algo más de un centenar sujetos, entre ellos, ocho superfisonomistas y cinco personas con prosopagnosia. A continuación, les pidieron que llevaran a cabo un test ideado por Frédéric Gosselin, de la Universidad de Glasgow, junto con otros científicos, conocido como Bubbles («Burbujas») y en la que los participantes deben identificar imágenes de personajes célebres parcialmente cubiertas. De esta manera, afirman los expertos, es posible deducir qué información emplea un individuo para identificar las caras.

Los autores hallaron una relación clara: las personas que miraban más en detalle los ojos y la boca de un rostro eran mejores fisonomistas. Ese hallazgo también funcionaba a la inversa, puesto que permitía saber qué personas eran buenas reconociendo caras: solo con observar la forma en que un individuo miraba un rostro, los investigadores podían predecir su capacidad de reconocimiento facial. Concluyeron, además, que las personas superfisonomistas y las que presentan ceguera facial no recurren a informaciones distintas, sino que las registran de modo diferente. Ello aporta esperanzas para los pacientes con prosopagnosia, ya que, según sugiere el estudio, esta habilidad se puede entrenar.

Lars Fischer/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Use of face information varies systematically from developmental prosopagnosics to super-recognizers». Jessica Tardif en Psychological Science, publicado en línea en noviembre de 2018.

Artículos relacionados