4 de Octubre de 2021
Vulcanología

En el océano Índico se ha formado un gran edificio volcánico tras una erupción enorme

Seguramente fue la erupción marina activa más potente que se conoce. Creó un nuevo volcán. Y resuelve definitivamente el misterio de los terremotos de Mayotte.

El islote de Sable Blanc, un banco de arena junto a la isla de Mayotte. cerca de la cual se ha producido recientemente la mayor erupción volcánica activa submarina de la que hay registros [Frédéric Ducarme].

Empezando en la primavera de 2018, unos temblores, que incluían también ondas sísmicas muy poco comunes, desconcertaron a los especialistas de todo el mundo. Enseguida se sospechó que el origen estaba en una actividad volcánica en el fondo del mar, ante una isla del océano Índico, Mayotte. Cuando se avecinan erupciones se producen enjambres de terremotos. Y, en efecto, esos movimientos estaban ligados al drenaje de una gigantesca cámara magmática de aquella región, la mayor erupción en el mar con registros científicos, como escriben en Nature Geosciences Nathalie Feuillet, del CNRS de París, y sus colaboradores.

Desde que entró en erupción, el nuevo volcán submarino creció hasta tener una altura de 820 metros sobre un punto del fondo el mar que antes era plano. El volumen del edificio volcánico es de cinco kilómetros cúbicos. «Se trata de la mayor erupción activa en mar profundo que haya quedado documentada», dicen Feuillet y sus colaboradores. Se produjo unos 50 kilómetros al este de Mayotte, territorio francés de ultramar, en el canal de Mozambique. Forma parte del archipiélago de las Comoras. No se conocía actividad volcánica cercana a la isla, aunque esta es volcánica, en los últimos milenios.

El equipo de Feuillet empezó en febrero de 2019 por vigilar la región. Inspeccionaron con un sonar una zona del fondo marino de más de 8500 kilómetros cuadrados de extensión e instalaron sismómetros en el fondo, que allí se encuentra 3500 metros por debajo de la superficie del mar. Entre finales de febrero y principios de mayo, los aparatos registraron más de 17.000 temblores, cuyo origen estaba entre 20 y 50 kilómetros por debajo de la corteza marina; muy profundo para tratarse de un fenómeno volcánico.

El grupo de investigadores reconstruyó con esos datos la formación del volcán. Se desarrolló a partir de una potente cámara magmática en el manto, justo debajo de la corteza terrestre. Los procesos tectónicos hicieron que la roca de la corteza terrestre se fracturase; el magma pudo así ascender y formar «diques», es decir, unas intrusiones tabulares de roca magmática que rellenan las mayores grietas y dividen de ese modo la roca circundante. Esa fue la causa de los enjambres de terremotos que dieron los primeros indicios del fenómeno. Por último, el magma alcanzó el fondo del mar, donde construyó el volcán mientras su reservorio se vaciaba rápidamente.

Se registraron más de 80 terremotos de baja frecuencia, que debieron de originarse por otra razón: los habría producido una cavidad con poca profundidad, abierta dentro de la corteza terrestre y probablemente rellena de agua de las profundidades. De forma regular, fallas cercanas la presurizaban geotectónicamente y la hacían vibrar, lo cual creaba las ondas sísmicas. Temblores de este tipo y terremotos se han seguido registrando en Mayotte.

Para mayo de 2019, alcanzó el fondo del mar una cantidad de magma entre 30 y 1000 veces mayor que la calculada para otros sucesos. «El volumen de lava en el episodio de Mayotte es comparable a las cantidades que se observan en las erupciones que se producen en los mayores puntos calientes volcánicos de la Tierra», escriben los científicos. Podría haber en el futuro otras erupciones en el nuevo volcán. No se descarta, sin embargo, que su caldera colapse, o que entren en erupción volcanes en la propia Mayotte. Un nuevo centro de observación vigilará la actividad volcánica en la región.

Daniel Lingenhöhl

Referencia: «Birth of a large volcanic edifice offshore Mayotte via lithosphere-scale dyke intrusion», de Nathalie Feuillet et al, en Nature Geoscience, volumen 14páginas 787–795 (2021).

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.