12 de Septiembre de 2013
PALEONTOLOGÍA

Evolución de los primeros mamíferos

Descrito el ancestro del grupo más numeroso de los mamíferos mesozoicos.

Reconstrucción de un ejemplar de Rugosodon eurasiaticus. [© N. Tamura]

Durante la era Mesozoica (períodos Jurásico Medio y Cretácico), y hasta la Cenozoica (Paleógeno), hace entre 160 y 40 millones de años, existió uno de los grupos de mamíferos más longevo, diverso y nutrido de la historia: el orden de los multituberculados. Este orden, que se extinguió con la aparición de los roedores modernos, estaba compuesto por individuos con adaptaciones locomotoras y alimenticias versátiles, lo que les permitió prosperar en los diferentes hábitats de su época.

Hasta ahora se sabía poco de los integrantes más antiguos de los multituberculados. La familia Paulchoffatiidae, conocida por fragmentos óseos aislados (dientes, cráneos y mandíbulas) de yacimientos del Jurásico tardío en Portugal, y por un diente único del Cretácico en Norteamérica, se encuentra en el origen evolutivo del orden. Una investigación publicada en Science el pasado 16 de agosto, por Chong-Xi Yuan, de la Academia China de Ciencias Geológicas, junto a colaboradores chinos y estadounidenses, presenta un nuevo esqueleto, mucho más completo, de un componente de esta familia: Rugosodon eurasiaticus, hallado en la Formación Jurásica Tiaojishan, en China y datado en 160 millones de años. Rugosodon puede considerarse el representante de más edad de Paulchoffatiidae, y por tanto proporciona la información más cercana al ancestro común de los multituberculados. Estos conocimientos permiten proponer cómo evolucionó el grupo tanto en sus hábitos alimenticios como en su locomoción.

Según los datos aportados por el fósil, como el tamaño de la mandíbula y el cráneo, se ha estimado que el animal tenía un peso corporal de entre 65 y 80 gramos. La dentadura se compone de dientes afilados, capaces de cortar y perforar insectos y gusanos, además de muelas con múltiples cúspides (característica que da nombre al orden) para triturar materia vegetal, por lo que se deduce que era omnívoro. Dado que las formas posteriores son básicamente vegetarianas parece que los primeros multituberculados fueron omnívoros, para diversificarse en el Cretácico tardío a dietas basadas principalmente en vegetales.

Por último, Rugosodon proporciona una evidencia fósil de cómo eran las extremidades de los primeros multituberculados: la forma de la mano y los dedos hacen suponer que su modo de vida era terrestre, siendo el tobillo y las uniones tarsales extremadamente móviles, característica única entre los mamíferos mesozoicos. Esta flexibilidad permitía un funcionamiento adecuado del pie en superficies irregulares, conservándose en las formas posteriores del Cretácico medio y Paleógeno (hace entre 120 y 40 millones de años) e hizo posible la evolución hacia una gran variedad de estilos de vida: excavadora, terrestre, saltadora o arborícola.

Más información en Science 

―IyC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.