Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 23/01/2018 - Zoología

    Oleadas de muerte

    Una desconcertante mortandad acabó en Asia Central con decenas y decenas de miles de antílopes saiga. La causa, y no es la primera vez que actúa, se atribuye al doble impacto de las condiciones meteorológicas y de las bacterias.

  • 23/01/2018 - Sueño

    Ojos dormidos, pupilas inquietas

    Descubren que la abertura del iris fluctúa durante el sueño. Ello podría evitar el desvelo y favorecer procesos cerebrales como la consolidación de la memoria.

  • 22/01/2018 - Neurociencia

    Para el cerebro, el estilo de música también importa

    El cerebro de un pianista de jazz funciona de manera diferente que el de uno de música clásica, aunque toquen la misma canción.

  • 21/01/2018 - Ciencias de la Tierra

    Mordor submarino

    Un paisaje que recuerda al de la obra de Tolkien se oculta bajo el mar a lo largo de la costa meridional de Australia. Demuestra que alrededor del continente no siempre hubo la misma estabilidad tectónica que hoy.

  • 19/01/2018 - Arqueología

    Las heces presentes en esqueletos antiguos permiten identificar los parásitos descritos en los primeros textos médicos

    Mediante el análisis de restos arqueológicos se ha determinado a qué especies de gusanos parasitarios corresponden las descripciones realizadas por la escuela hipocrática

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 10/12/2017

Arqueología

Grandes obras hidráulicas del Neolítico en China

La cultura de Liangzhu supo ya cómo dirigir en grandes cantidades el agua del Yangtsé a sus arrozales. ¿Establecieron así un hito político y social para muchas culturas asiáticas posteriores?

Proceedings of the National Academy of Sciences

Menear

Este cong de jade es un objeto ritual de la cultura de Liangzhu. La parte cuadrada exterior representaba la tierra; la circular interior, el cielo. Servía para que un médium se comunicase con los espíritus del cielo y de la tierra. A la mayor parte de estos objetos se los ha encontrado en tumbas, seguramente de nobles [Editor at Large (Ayelie), Wikimedia Commons].

También te puede interesar

La cultura de Liangzhu, ya a finales del Neolítico, creó en la costa oriental de China, en el valle del Yangtsé, unas obras hidráulicas para el riego, gigantescas y bien organizadas. Unos arqueólogos acaban de presentar este hallazgo. Cubrían una superficie de 300 hectáreas, donde hace 5100 años se fueron construyendo presas, canales y esclusas que modificaron el territorio. Aquella sociedad, bien organizada de modo fuertemente jerárquico, dejó tras de sí uno de los más antiguos paisajes agrícolas conformados a gran escala de la historia de la humanidad, como explican sus descubridores, Yije Zhuang, del University College de Londres, y sus colaboradores, en los Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Ya se conocía a las gentes de aquella cultura, que cundió en China durante el Neolítico tardío, como fruticultores y avanzados orfebres. Basaban sobre todo su sociedad en el arroz, que se cultivaba en campos aterrazados que inundaban. Sus obras hidráulicas ahora descubiertas son enormes: su construcción tuvo que ser una obra colectiva, muy probablemente organizada y dirigida por una elite señorial. Los arqueólogos dedicados a la cultura de Liangzhu ya conocían en los años setenta a esa capa social superior por los enterramientos encontrados en el entorno, ricos en objetos de jade.

Es posible incluso ver en los liangzhu algo así como un prototipo de la posterior «civilización hidráulica», que en diversas regiones de Asia sería, hasta los principios de la era moderna, el fundamento de culturas desarrolladas, como la del reino de los jemer: en esos ámbitos, unas obras públicas minuciosamente planificadas, rigurosamente controladas desde arriba, se encargaban de crear un sistema de infraestructuras gracias a las cuales la población no quedaba a merced de las estaciones y las lluvias monzónicas. Así lograron alcanzar unos números de habitantes, que eran un factor de poder, sin parangón en otras partes.

De las dimensiones del área planificada hidráulicamente por aquella cultura en torno a su capital, a la que se llama también Liangzhu, deducen Zhuang y sus colaboradores que a finales del Neolítico miles de personas encontraban su sustento en el entorno inmediato de aquel núcleo residencial. En el mundo entero hay pocas zonas de una antigüedad parecida que sean comparables a esa: quizá la de Jawa, en el valle del Jordán, de 5600 años de antigüedad, y los proyectos de riego mesopotámicos, posteriores por unos siglos.

 

Jan Osterkamp/spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Fuente: «Earliest hydraulic enterprise in China, 5,100 years ago», de Bin Lui et al. en PNAS, edición anticipada, 4 de diciembre de 2017. 

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.