Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 12/02/2019

Adicción

Hormonas sexuales que favorecen la adicción

Un estudio realizado en ratas sugiere que las hormonas relacionadas con la ovulación favorecen el abuso de drogas, a la vez que dificultan el proceso de rehabilitación. Ello indicaría la necesidad de adaptar las estrategias terapéuticas de acuerdo con el sexo del paciente.

Neuropsychopharmacology

Menear

En ratas, las hormonas secretadas durante el proceso de ovulación favorecerían la asociación entre determinados estímulos y la necesidad de consumir drogas. Este hecho explicaría porque, en mujeres, el recuerdo de determinados lugares u objetos induciría la recaída. [Pixabay]

También te puede interesar

Adicciones Adicciones Ene/Abr 2015 Nº 10

Neurobiología y psicología de la conducta adictivaTabaquismo, alcoholismo, ludopatía, adicción a los estupefacientes, a las compras. ¿Qué hace que algunos hábitos se conviertan en una conducta adictiva? ¿Qué sucede en el cerebro de las personas que caen en el abuso de ciertas sustancias? ¿Cómo se las puede ayudar a salir de ese círculo? Conozca los principales hallazgos en torno a las adicciones y a su tratamiento en este monográfico.

Más información

Según un estudio reciente, publicado por la revista Neuropsychopharmacology, el mecanismo responsable de la adicción varía según el sexo. Las hormonas, y en concreto aquellas implicadas en el proceso de ovulación, activarían el circuito cerebral de recompensa. Ello explicaría porque las féminas resultan especialmente vulnerables ante la drogodependencia y presentan mayor probabilidad de recaída.

Con frecuencia, los datos preclínicos obtenidos en el laboratorio proceden de sujetos masculinos. Dicho sesgo conduce al desarrollo de fármacos que, a menudo, resultan poco eficaces en mujeres. Por consiguiente, Erin S. Calpari y sus colaboradores, de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, incluyeron, y centraron, su investigación en ratas de sexo femenino.

Durante los experimentos, ante una señal luminosa, machos y hembras aprendieron a acceder a la cocaína mediante una palanca. Es decir, los animales podían administrarse por sí mismos una dosis cada vez que la jaula se iluminaba. Sin embargo, para sorpresa de los investigadores, ellas relacionaron con mayor rapidez la aparición del estímulo y la disponibilidad de la sustancia estimulante. Sobre todo, en los días fértiles del ciclo menstrual. Asimismo, resultaron más dispuestas a accionar el mecanismo con el objeto de obtener la cantidad de droga deseada.

El análisis de distintas zonas del cerebro reveló que la sola presencia de la luz activaba circuitos neuronales relacionados con la motivación y la recompensa. Este efecto perduró a lo largo de varios meses. Para los científicos, estos resultados sugieren que la fuerte conexión entre ambientes o estímulos y el consumo de drogas, mediada por las hormonas, explicaría la elevada tasa de recaídas que experimentan las mujeres.

Así pues, el hallazgo de Calpari y su equipo destaca la necesidad de considerar el sexo del paciente a la hora de abordar el estudio del proceso de adicción y, con posterioridad, afrontar el tratamiento de desintoxicación. Además, de confirmarse el papel de las hormonas femeninas, los autores plantean como estrategia terapéutica el diseño de fármacos capaces de contrarrestar su efecto.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Cues play a critical role in estrous cycle-dependent enhancement of cocaine reinforcement», de A. R. Johnson et al. en Neuropsychopharmacology, 0, págs. 1-9, publicación avanzada en Internet el 23 de enero de 2019.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas