Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

6 de Agosto de 2020
Paleontología

Identifican un tipo de cáncer óseo en un fósil de dinosaurio

Clasificado en un primer análisis como una fractura, el osteosarcoma ocupa gran parte del peroné del animal.

Reconstrucción de un ejemplar de centrosaurio (Centrosaurus apertus). [Wikimedia Commons].

Hallar indicios de la presencia de tumores en el registro fósil resulta un hecho excepcional. La pérdida del tejido blando y los distintos estados de fosilización de los especímenes dificultan la identificación de posibles neoplasias, sin dañar tan preciados restos. Ahora, un equipo de científicos, formado por paleontólogos, patólogos, radiólogos, un cirujano ortopédico, una médica internista, una ilustradora científica y un ingeniero mecánico, ha realizado el primer diagnóstico de osteosarcoma en un ejemplar de centrosaurio (Centrosaurus apertus), que vivió hace entre 77 y 75,5 millones de años de edad.

El equipo, liderado por David C. Evans del Museo Real de Ontario en Canadá, comparó el peroné del espécimen, descubierto en la gran unidad geológica del sur de Alberta conocida como formación Dinosaur Park, con un caso humano confirmado. El osteosarcoma aparece, principalmente, durante la niñez y la adolescencia; períodos de desarrollo en los que el tejido óseo experimenta mayor crecimiento.

En la muestra del paciente, un hombre joven de 19 años, el tumor localizado en la cavidad de la médula ósea destruyó el tejido óseo compacto, que rodea dicho hueco. Asimismo, el cáncer levantó la membrana de tejido fibroso, o periostio, que recubre la superficie externa de los huesos. Los investigadores también hallaron una gran masa de tejido blando alrededor de la lesión neoplásica. El tumor, parcialmente calcificado, contenía grupos, circulares y dispersos, de células óseas, una anomalía común en los casos de osteosarcoma.

Imágenes del espécimen (izquierda) y la reconstrucción realizada por los investigadores en 3 dimensiones (derecha). Se observa el hueso normal (gris), la cavidad de la médula ósea (rojo) y el osteosarcoma (amarillo). [Museo Real de Ontario / Universidad de McMaster]

De forma interesante, el primer examen del hueso de dinosaurio determinó que la anomalía observada correspondía a una fractura en proceso de curación. Sin embargo, tras realizar distintos análisis morfológicos, radiológicos e histológicos, los científicos optaron por clasificar la enorme masa que cubría la mitad del espécimen como un osteosarcoma. Indicios de proliferación vascular para proporcionar nutrientes al cáncer, alteraciones en la estructura del tejido óseo compacto y medular, así como evidencias de crecimiento esquelético desordenado, compatibles con la presencia de un tumor, resultaron concluyentes por su parecido con las lesiones humanas.

La extensión de la neoplasia sugiere que el cáncer podría incluso haber invadido otros órganos y tejidos del enorme animal. En un estadio similar, un paciente sin tratamiento sufriría un desenlace fatal.

Aunque el trabajo, publicado por la revista The Lancet Oncology, no es el primero que describe la presencia de tumores en fósiles, Evans y sus colaboradores destacan que la colaboración de expertos en distintas áreas mejora la identificación de enfermedades en estos especímenes. De hecho, el hallazgo previo de neoplasias en huesos de hadrosáuridos (Hadrosauridae) o el diagnóstico de osteosarcoma en una especie de tortuga del Triásico (Pappochelys rosinae) se realizaron únicamente con base en exámenes radiológicos generales.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «First case of osteosarcoma in a dinosaur: a multimodal diagnosis», de S. Ekhtiari et al., en The Lancet Oncology; 21 (8): páginas 1021-1022, publicado el 1 de agosto de 2020.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.