Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

13 de Junio de 2019
Cáncer

La alteración de la microbiota intestinal favorece la metástasis de mama

En ratones, el desequilibrio de las poblaciones bacterianas que habitan en el intestino promovería la formación de un ambiente fibroso e inflamado en el tejido mamario. Ello facilitaría la dispersión del cáncer.

Un estudio en ratones muestra que el exceso de microbiota intestinal patógena desencadenaría una reacción inflamatoria en el tejido mamario que favorecería la dispersión de las células cancerosas. En la imagen, microbiota (rojo) en el intestino delgado de ratón. También se observa el moco del tejido (verde) y las células epiteliales (azul). [Flickr /NIH] 

Alrededor del 65 por ciento de los tumores mamarios expresan receptores hormonales. En estos casos, la progesterona y los estrógenos estimulan la progresión del cáncer. Sin embargo, en algunas pacientes, esta neoplasia resulta especialmente agresiva e invasiva. ¿Por qué? ¿Qué factores propios del organismo favorecen la metástasis?

A fin de resolver esta cuestión, Melanie R. Rutkowsky y su equipo, de la Universidad de Virginia, estudiaron un modelo animal que reproduce las características de este tipo de tumor hormonal, y hallaron un presunto culpable: la microbiota intestinal.

En su investigación, publicada por la revista Cancer Research, los científicos administraron por vía oral un cóctel de antibióticos de amplio espectro a los ratones, durante 14 días. El tratamiento permitió el crecimiento de las bacterias resistentes, hecho que desequilibró la composición de la flora microbiana que habita el intestino. A continuación, inyectaron células tumorales en las glándulas mamarias de los roedores, a fin de iniciar el crecimiento de la neoplasia.

Cuando los tumores alcanzaron un tamaño notable, los investigadores analizaron los nódulos linfáticos axilares y pulmonares en busca de células cancerosas. Y las hallaron.

Para los autores, este resultado confirmaría que la alteración de las bacterias del intestino contribuye a la dispersión de los tumores mamarios hormonales. En concreto, el desequilibrio de los microorganismos aumentó la inflamación del tejido mamario y la acumulación de proteínas fibrosas, como el colágeno. Este ambiente incrementaría el riesgo de metástasis.

En los últimos años, cada vez más evidencias señalan el papel clave del microbioma, y su desregulación, en enfermedades que afectan otros órganos y sistemas, además del intestinal.

Rutkowsky y sus colaboradores destacan que, de confirmarse, su hallazgo indicaría que la manipulación de las poblaciones bacterianas del intestino podría ayudar en el tratamiento de este tipo de cáncer. Sin embargo, se muestran prudentes, pues las diferencias entre ratones y humanos podrían afectar a los resultados, por lo que será necesario realizar nuevos estudios.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Pre-existing commensal dysbiosis is a host-intrinsic regulator of tissue inflammation and tumor cell dissemination in hormone receptor-positive breast cancer», de C Buchta Rosean et al., en Cancer Research, publicación avanzada en internet el 7 de mayo de 2019.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.