22 de Septiembre de 2014
Farmacología

La aspirina podría reducir el riesgo de padecer tumores

El uso profiláctico de este medicamento parece reducir el desarrollo de determinadas formas de cáncer.

Pastillas de aspirina. [Wikimedia Commons]

Los beneficios de la aspirina para la salud ya eran conocidos incluso por los pueblos antiguos, como los sumerios y los egipcios, más allá de su bien nota acción antiinflamatoria. Ahora, un nuevo estudio, publicado en la revista Annals of Oncology por científicos del Centro para la Prevención del Cáncer en la Universidad Queen Mary de Londres, afirma que la toma diaria de este medicamento, en individuos entre los 50 y 64 años de edad, también reduciría el riesgo de padecer cáncer en el tracto digestivo.

La investigación, basada en un análisis de más de doscientos estudios sobre los efectos antitumorales de la aspirina, señala que la ingesta diaria de ácido acetilsalicílico (el principio activo de dicho fármaco), en dosis bajas y durante un período promedio de diez años, disminuye la incidencia de cáncer de colon en un 35 por ciento, y del esófago y del estómago en un 30 por ciento. La mortalidad también se reduciría en un 40 por ciento entre los enfermos del primer tipo de tumor, un 50 por ciento para el segundo y un 35 por ciento para el tercero.

Los autores del estudio afirman que, tan solo en el Reino Unido, podrían salvarse unas 130 mil vidas en los próximos 20 años si las personas con edades comprendidas entre los 50 y 64 años ingiriesen diariamente aspirina. Además, los efectos no serían evidentes hasta al menos después de tres años del comienzo del tratamiento y algunos beneficios se mantendrían durante varios años, incluso después de su interrupción. No obstante, los investigadores precisan que este «hábito» no debería sustituir otros que también contribuyen a un estilo de vida sana.

Por otro lado, el análisis de la relación entre ventajas y desventajas para la salud también puso de manifiesto un ligero aumento del 2,2 al 3,6 por ciento de hemorragias asociado con el consumo de aspirina, entre las personas mayores de 60 años de edad. Por esta razón, los propios investigadores, a pesar de fomentar el consumo del medicamento como medida preventiva contra determinados tumores, aconsejan llevar a cabo nuevos estudios para determinar la dosis óptima, la duración del tratamiento y los efectos secundarios, sobre todo entre los individuos que presentan en su organismo la bacteria Helicobacter pylori, la cual, junto con la acción de ácido acetilsalicílico, puede causar úlceras estomacales graves.

Más información en Annals of Oncology.

—IyC

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.