2 de Junio de 2021
Psicología social

La clave del trabajo en equipo: saber coordinarse

La colaboración dentro del grupo es más importante que la habilidad de cada uno de sus integrantes.

La colaboración del grupo es más importante para predecir la inteligencia colectiva que la habilidad de los miembros individuales. [iStock/ master1305]

¿Qué ayuda más a un grupo a la hora de resolver tareas en común, las habilidades individuales o el trabajo en equipo? Científicos dirigidos por Christoph Riedl, catedrático de Sistemas de Información de la Universidad del Noreste de Boston, han investigado esta cuestión a través de un metanálisis. Según han hallado y publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), por lo general, la cooperación en el grupo resulta más importante que las habilidades de los miembros individuales, ya que incrementa la inteligencia colectiva. Es decir, la capacidad de trabajar conjuntamente y resolver problemas de diferente complejidad.

Los autores analizaron 22 estudios, en los que participaron un total de 5.279 individuos divididos en 1.356 grupos. Algunos de los experimentos se llevaron a cabo en línea, otros de manera presencial; unos equipos ya trabajaban juntos antes de la investigación; otros se formaron con personas que se conocieron a través del estudio.  Bajo la presión del tiempo, los participantes tenían que resolver varias tareas juntos: por ejemplo, encontrar usos originales para un ladrillo o teclear textos complicados en un documento único y al mismo tiempo.

Los investigadores del metanálisis evaluaron los requisitos que favorecían el buen rendimiento del equipo. Según constataron, los factores más notables eran la estrategia conjunta, el esfuerzo y la coordinación. Estos procesos grupales representaban cerca de la mitad del rendimiento colectivo, casi el doble que las habilidades individuales de sus miembros. Solo en la realización de Sudokus destacaba la capacidad individual por encima del trabajo en equipo.

Las mujeres, mejores en coordinación

La composición de los equipos también contribuyó en la buena ejecución de las tareas. «Las mujeres en el grupo aumentan la inteligencia colectiva», afirma Anita Williams Woolley, de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh y coautora del estudio, en un comunicado de prensa. Ya en estudios anteriores, la investigadora halló que el sexo femenino destaca en la inteligencia colectiva. Así, los grupos con una mayor proporción de mujeres se preocupan más por las tareas de coordinación; por ejemplo, se esmeran más en distribuir a los miembros del equipo según sus capacidades. 

El hecho de que los grupos se reunieran en línea o de manera presencial y que los participantes ya se conocieran apenas influyó en la inteligencia colectiva. «En general, los resultados son muy similares», escriben los científicos. Sin embargo, encontraron dos diferencias.

Aunque, en general, el aumento del esfuerzo favorecía el rendimiento, ello no se producía con tanta frecuencia en los grupos recién formados. En esos casos, desempeña un papel más importante reconocer y coordinar las diferentes habilidades, sugieren los investigadores. Por otra parte, las habilidades de los miembros fueron más significativas para los equipos en línea que para los presenciales. «Ello podría indicar que la comunicación en línea limita los procesos de grupo y traslada la carga de manera más marcada a las habilidades individuales», señalan los autores.

Christiane Gelitz

Referencia: «Quantifying collective intelligence in human groups». Christoph Riedl et al. en PNAS, vol. 118, n.o 21, 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.