26 de Octubre de 2021
FARMACOLOGÍA

La combinación de vacunas contra la COVID-19 supera la prueba de eficacia

Combinar dos vacunas diferentes contra la COVID-19 proporciona una protección similar a la de las vacunas de ARNm, incluida la protección contra la variante delta.

Combinar dos vacunas diferentes contra la COVID-19 proporciona una protección similar a la de los regímenes estándar. [Pixabay]

Uno tras otro, los estudios han demostrado que las personas que reciben dos dosis de vacunas contra la COVID-19 diferentes (fabricadas por distintas empresas farmacéuticas) generan potentes respuestas inmunitarias, con efectos secundarios no peores que los causados ​​por los regímenes estándar.

Pero ahora, por primera vez, se ha comprobado que estos regímenes de «combinación» son muy efectivos para prevenir la COVID-19, aproximadamente igualando o incluso superando el desempeño de las vacunas de ARNm.

Los altos niveles de anticuerpos y otras fuertes respuestas inmunitarias provocadas por los regímenes de combinación sugerían que ofrecerían una buena protección contra la enfermedad. Aún así, «me encantó ver que es tan eficaz como uno esperaría que fuera», dice la inmunóloga Martina Sester de la Universidad de Saarland en Homburg, Alemania. «Esta es una muy buena noticia y sin duda tendrá influencia en la práctica clínica».

«Estos nuevos datos de efectividad respaldan el uso de las vacunas COVID-19 aprobadas en los esquemas estándar o mixtos», agrega Matthew Snape, experto en vacunas de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

Los estudios surgieron de un experimento natural que comenzó en marzo, cuando varios países detuvieron parcial o completamente el uso de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la compañía farmacéutica AstraZeneca en Cambridge, Reino Unido, debido a un efecto secundario extremadamente raro, pero grave.  Esto significó que algunas personas que ya habían recibido una dosis de esta vacuna recibieron una vacuna diferente como segunda inyección. El equipo de Sester y varios otros demostraron que estas combinaciones eran seguras y provocaban una fuerte respuesta inmunitaria.

Ahora, tres equipos han proporcionado las primeras mediciones de la efectividad de los regímenes de combinación. Los estudios analizaron varias poblaciones en varios momentos, incluso durante el aumento de la variante delta híper-infecciosa, pero todos coinciden en que la vacunación mixta o heterogénea es altamente protectora.

Uno de los estudios tuvo lugar en Suecia, donde las autoridades sanitarias restringieron drásticamente el uso de la vacuna Oxford-AstraZeneca, que se basa en un virus debilitado del resfriado de los chimpancés. Como resultado, más de 100.000 personas en Suecia recibieron una dosis de AstraZeneca, seguida de una inyección basada en ARNm, ya fuera la vacuna de Moderna desarrollada en Cambridge, Massachusetts, o la fabricada por la compañía farmacéutica Pfizer, con sede en la ciudad de Nueva York, y la empresa de biotecnología BioNTech en Mainz, Alemania.

Desajuste beneficioso

El epidemiólogo Peter Nordström de la Universidad de Umeå en Suecia y sus coautores analizaron los datos de los registros sanitarios nacionales del país, que contienen información sobre pruebas de detección de COVID-19, tratamientos y vacunación de todos los residentes del país. Descubrieron que, en comparación con las personas no vacunadas, las que tenían un calendario de vacunación mixto tenían un 68% menos de probabilidades de desarrollar una infección sintomática, mientras que las 430.000 personas que recibieron dos dosis de AstraZeneca tenían un 50% menos de probabilidades de hacerlo. Estas y otras cifras dejan en claro que los regímenes heterogéneos son más efectivos que dos dosis de AstraZeneca, dice Nordström.

La conclusión se hace eco de un análisis similar en Dinamarca, que tiene registros nacionales de salud y vacunación similares a los de Suecia. Dinamarca detuvo todo uso de la vacuna AstraZeneca en abril. El epidemiólogo Mie Agermose Gram, del Instituto State Serum en Copenhague, y los coautores encontraron que una dosis de AstraZeneca seguida de una dosis de Pfizer-BioNTech fue 88% efectiva para prevenir la infección por SARS-CoV-2, una efectividad similar a la de dos dosis de Pfizer. Su estudio aún no ha sido revisado por pares.

Sin necesidad de lealtad a la marca

Otro estudio encontró que los regímenes de combinación de vacunas podrían ser más efectivos que dos dosis de una vacuna de ARNm. El inmunólogo Thierry Walzer, investigador en el Inserm y la Universidad de Lyon en Francia, y sus coautores analizaron datos de 2.512 trabajadores de la salud que recibieron una combinación de las vacunas AstraZeneca y Pfizer, y más de 10.000 que recibieron dos dosis de esta última. El equipo demostró que las tasas de infección por SARS-CoV-2 en el grupo de dosis combinadas eran la mitad que en el grupo que recibió dos dosis de Pfizer.

Es posible que la combinación de vacunas contra la COVID-19 haya pasado la prueba de eficacia, pero aún quedan dudas, como qué tan bien se desempeñará con el tiempo, y si es necesario reforzarlas con dosis adicionales y cuándo, dice Nordström. En datos no publicados, su equipo ha descubierto que la durabilidad de la protección conferida por los regímenes mixtos es comparable a la de las vacunas de ARNm. Pero los datos también sugieren que las personas de mayor riesgo se beneficiarían de una tercera dosis.

Saber que las vacunas combinadas son altamente efectivas tendrá implicaciones globales, señala Sester. Existe algo de evidencia de que las personas con sistemas inmunitarios suprimidos generan una fuerte respuesta inmunitaria a los regímenes mixtos, por lo que es posible que la combinación de dosis proteja a los receptores de trasplantes de órganos y a otras personas con sistemas inmunitarios debilitados mejor que los regímenes estándar. Los datos también podrían respaldar programas mixtos de inmunización en países de ingresos más bajos, donde podría haber escasez de ciertas vacunas. «Estos datos son realmente importantes para desarrollar políticas», dice.

Ewen Callaway/Nature News

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Nature Research Group.

Referencias: «Immunogenicity and reactogenicity of heterologous ChAdOx1 nCoV-19/mRNA vaccination»; T. Schmidt et al. en Nature Medicine, vol. 27, págs. 1530-1535, 26 de julio de 2021. «Immunogenicity and reactogenicity of BNT162b2 booster in ChAdOx1-S-primed participants (CombiVacS): a multicentre, open-label, randomised, controlled, phase 2 trial»; A. M. Borobia et al. en Lancet, vol. 398, págs. 121-130, 25 de junio de 2021. «Effectiveness of heterologous ChAdOx1 nCoV-19 and mRNA prime-boost vaccination against symptomatic Covid-19 infection in Sweden: A nationwide cohort study»; P. Nordström, M. Ballin, M. y A. Nordström en Lancet Reg. Health Eur., 18 de octubre de 2021. «Immunogenicity and efficacy of heterologous ChadOx1/BNT162b2 vaccination»; B. Pozzetto et al. en Nature (preimpresión), 21 de octubre de 2021.

Encuentra aquí todos los contenidos de Investigación y Ciencia sobre la pandemia de COVID-19. También puedes acceder a los artículos publicados por Scientific American y otras de sus ediciones internacionales a través de esta web.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.