Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

18 de Abril de 2019
Cáncer

La importancia del entorno en el cáncer

Determinar la composición de los fluidos biológicos que nutren al tumor permitirá desarrollar nuevos medios de cultivo, parecidos al ambiente natural, para el ensayo de fármacos antineoplásicos.

Cultivar células cancerosas en un medio que difiere en composición del entorno natural del tumor explicaría el bajo porcentaje de éxito de los compuestos antitumorales en modelos in vivo. En la imagen, células pancreáticas de ratón. [Min Yu/USC]

En comparación con las células sanas, los tumores consumen mayor cantidad de glucosa. Por ello, el metabolismo del cáncer depende en gran medida de la cantidad y tipo de nutrientes presentes en el ambiente que lo rodea.

Ahora, Alexander Muir y su equipo, del Instituto Tecnológico de Massachussets, junto con científicos del Instituto del Cáncer Dana-Farber y la Universidad de Chicago, han analizado la composición del plasma sanguíneo y el líquido extracelular que nutre la neoplasia. Ello permitirá desarrollar nuevos medios de cultivo para el estudio de fármacos que eviten el crecimiento y proliferación celular.

El trabajo, publicado por la revista eLife, identifica y cuantifica más de 118 componentes presentes en el entorno de un modelo animal de cáncer de páncreas. Según los resultados, ambos fluidos, plasma y líquido, contendrían metabolitos distintos. En concreto, los científicos detectaron niveles mínimos de aminoácidos implicados en la función del sistema inmunitario, como la arginina, la cistina y el triptófano, en el líquido extracelular. Por el contrario, hallaron glicina y glutamato, en abundancia. Para los autores, el elevado consumo de nutrientes por parte del tumor alteraría el equilibrio con el plasma y explicaría las diferencias observadas.

Asimismo, el análisis adicional de carcinomas pulmonares mostró que la localización del tumor también afectaría la concentración de metabolitos de su entorno.

Muir y sus colaboradores destacan la importancia del hallazgo para la investigación de nuevos compuestos con actividad antitumoral. En su mayoría, dichos ensayos se realizan en células cancerosas en cultivo. Sin embargo, los buenos resultados obtenidos in vitro en contadas ocasiones se confirman en modelos in vivo. En cambio, el uso de medios de cultivo de composición parecida al entorno real de la neoplasia aumenta el porcentaje de éxito.

Además, según los investigadores, las conclusiones del estudio confirman la necesidad de caracterizar cada tipo de tumor, así como el ambiente que lo rodea, a fin de identificar las necesidades nutricionales de cada uno y diseñar, así, terapias más efectivas.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Quantification of microenvironmental metabolites in murine cancers reveals determinants of tumor nutrient availability», de M R Sullivan et al., en eLife, 8:e44235, publicado el 16 de abril de 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.