19 de Agosto de 2010
RelajaciÓn

La meditación influye en la estructura cerebral

La meditación genera cambios estructurales positivos en la conectividad del cerebro; en especial en la región cerebral que contribuye a controlar el comportamiento y las emociones.

En los años noventa, Yi Yuan Tang, de la universidad de Tecnología en China, desarrolló el integrative body-mind training (IBMT) o entrenamiento integral de cuerpo y mente, una técnica de meditación basada en la medicina tradicional china. En una reciente investigación, Tang solicitó a estudiantes de la Universidad de Oregón que practicaran este tipo de meditación. Posteriormente analizó los haces de fibra nerviosa en los cerebros de dichos probandos. Tras 22 sesiones de meditación, las cuales transcurrieron a lo largo de un mes con una duración de  media hora cada una, los investigadores descubrieron variaciones en las fibras que conectan las distintas partes del cerebro. En cambio, en los estudiantes que habían practicado durante el mismo periodo de tiempo un entrenamiento de relajación convencional, las estructuras cerebrales permanecían inalteradas.

 

Los cambios se produjeron sobre todo en la corteza del cíngulo anterior (CCA). Dicha región cerebral interviene, entre otras funciones, en la identificación de diferentes posibles comportamientos y su regulación. Durante el desarrollo en la primera infancia, una mayor conectividad en la corteza del cíngulo anterior permite a los niños un mejor control de sus emociones y de su comportamiento. Daños en esta región cerebral pueden originar trastornos de atención y depresiones.

 

Los investigadores midieron los cambios en la conectividad cerebral mediante imágenes con tensor de difusión, un método de resonancia magnética que permite medir la anisotropía fraccional en las regiones cerebrales, es decir, capta en imágenes el movimiento de moléculas de agua a lo largo de las fibras nerviosas de la sustancia blanca del cerebro. De esta manera se pueden determinar conclusiones acerca de la calidad de la conectividad cerebral.

 

Por otra parte, investigaciones anteriores han probado la eficacia del  entrenamiento integral del cuerpo y la mente como terapia contra el estrés: en estudiantes chinos que se enfrentaban a un importante examen y que fueron previamente entrenados en la práctica de IBMT se pudo comprobar que  segregaban una menor cantidad de hormona del estrés (cortisol). Otro estudio demostró que dicha técnica de meditación practicada de forma regular durante cinco días aumentaba la circulación sanguínea en la corteza del cíngulo anterior derecho. Tras comprobar el pulso y la frecuencia respiratoria de los sujetos, entre otros factores, también se pudo constatar que aquellos que habían practicado el ejercicio de meditación integral estaban más relajados que los individuos que habían recibido un entrenamiento de relajación convencional.

 

A diferencia de otras técnicas de meditación basadas en el control de los pensamientos, el IBMT consiste en alcanzar un estado de vigilia relajado. A través de una música tranquila que acompaña las indicaciones del entrenador o monitor sobre el tipo de respiración, las imágenes mentales y otras técnicas que se deben entrenar, el sujeto toma conciencia de su cuerpo y de su mente.


 

Fuente: Spektrumdirekt

 

Más información en PNAS

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.