20 de Abril de 2021
Microbioma

La relación entre la soledad, la sabiduría y la microbiota intestinal

Una mayor diversidad microbiana se asocia con sentirse menos solo, pero más sabio.

El hallazgo refuerza la hipótesis del eje microbiota-intestino-cerebro y sus implicaciones para la salud. [iStock/Martin Dimitrov]

¿Existe un vínculo entre los microorganismos que habitan nuestro intestino, el sentimiento de soledad y la sabiduría? De acuerdo con un estudio, publicado por la revista Frontiers in Psychiatry, la respuesta sería afirmativa. Al parecer, las personas que experimentan niveles altos de soledad presentan una menor diversidad microbiana en el sistema digestivo. En cambio, la sabiduría se asocia con una mayor variedad de especies. Sin embargo, los investigadores aún desconocen quién influye a quién.

En el trabajo, realizado por Tanya T. Nguyen y sus colaboradores de la Universidad de California en San Diego, participaron 184 voluntarios, sanos, de entre 28 y 97 años de edad, que completaron distintos formularios para evaluar sus niveles de soledad, sabiduría, compasión, así como compromiso y apoyo social. Asimismo, los participantes recogieron muestras de sus excrementos, que fueron enviadas al laboratorio a fin de ser analizadas.

De acuerdo con los resultados, la riqueza de especies presentes en la muestra de un mismo individuo, es decir la diversidad alfa, correlacionaba de forma directa con la sabiduría, y de forma indirecta con la soledad. Dicho de otro modo, aquellos voluntarios que reportaron sentirse menos solos, pero más sabios y con mayor actividad social poseían un microbioma intestinal más diverso y complejo. Asimismo, en el caso de los mayores de 65 años, los investigadores observaron una mayor relación entre el aumento de la sensación de soledad y la pérdida de diversidad microbiana en el intestino.

Tanto la soledad como el aislamiento social constituyen factores de riesgo para la salud, asociados con la pérdida de las capacidades cognitivas y la muerte prematura, así como el declive de la condición física. Asimismo, una microbiota diversa ofrece mayor protección ante la invasión de agentes externos. Por consiguiente, los autores postulan que la soledad podría afectar la composición de la comunidad microbiana intestinal, hecho que reduciría la resiliencia del organismo frente a las enfermedades. Ello explicaría por qué las personas solas, y en especial las de edad avanzada, son más susceptibles a padecer problemas de salud.

No obstante, Nguyen y su equipo tampoco descartan la hipótesis contraria. Es decir, que la alteración de los microorganismos afecte negativamente al estado de ánimo y favorezca la aparición del sentimiento de soledad. Pues es un hecho conocido que la microbiota intestinal posee la capacidad de comunicarse con el cerebro y modular el comportamiento humano. En un futuro, explorarán si incrementar facultades como la sabiduría y la compasión ayuda a mejorar la soledad, además de restaurar la diversidad de la microbiota.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Association of Loneliness and Wisdom With Gut Microbial Diversity and Composition: An Exploratory Study», de T. N. Nguyen et al., en Frontiers in Psychiatry. 12: 648475, publicado el 25 de marzo de 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.